Santa Fe
Sábado 19 de Mayo de 2018

"Ni una muerta más, que nunca se repita lo que le pasó a Ana María Acevedo"

Lo expresó Norma Cuevas, mamá de Ana María Acevedo, durante el pañuelazo que convocó la mesa Ni Una Menos y la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito, filial Santa Fe

Este sábado por la tarde decenas de personas se reunieron en la plazoleta Ana María Acevedo –ubicada en Bulevar Pellegrini y avenida Freyre al lado del hospital Iturraspe– para manifestarse a favor la aprobación del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE). Durante todo el evento, que llevó el nombre de Pañuelazo, se recordó que se exige: "Educación sexual para decidir. Anticonceptivos para no abortar. Aborto legal para no morir".

El lugar y la fecha no fueron una casualidad: se recordó un nuevo aniversario de la muerte de Ana María Acevedo, quien falleció un 17 de mayo de 2007 producto de un cáncer fulminante, para el que nunca recibió el tratamiento que requería. Los médicos que la atendieron en el hospital Iturraspe decidieron no atacar la enfermedad porque la joven estaba embarazada y se negaban a realizarle un aborto terapéutico. Ana María tenía 20 años, tres hijos y una familia que la apoyaba. Su muerte y la de su bebé marcaron un punto de inflexión en el sistema de salud santafesino y en el debate sobre el cumplimiento efectivo del artículo 86 del Código Penal.

El frío intenso no corrió a los asistentes que con la puesta del sol escucharon atentamente junto a uno de los hijos de Ana María a la mamá de la joven, Norma Cuevas, quien en un emotivo momento tomó el micrófono y reclamó por el aborto legal, seguro y gratuito: "Ni una muerta más. Que nunca más le pase a ninguna lo que le pasó a mi hija", expresó. El objetivo de la jornada fue promover la reflexión "sobre la necesidad de garantizar que ni una mujer más muera por abortos inseguros o por no poder acceder a un aborto".

En diálogo con UNO, Cuevas comentó: "Me sentí contenta, por un lado porque tenemos muchas compañeras que se han sumado, para recordar su muerte este 17 de mayo y para los 28 de mayo, que es el día de la salud de las mujeres. Cuando ella murió éramos tres o cuatro nomás, entre nosotros que somos la familia y la sectorial de mujeres de acá de Santa Fe. Ahora vemos que hay muchas acá, en Rosario, Reconquista, Rafaela, Tostado y Buenos Aires. Ahora me llamaron de todos esos lugares y más porque se cumplieron once años de la muerte de Ana, y me dijeron que estuvieron haciendo concentraciones en hospitales. Estoy muy emocionada y agradecida. Vamos a seguir en la lucha para que ni una mujer más muera como Ana María".

"Que no dejen más chicos, como ella. Mi hija dejó tres, pero otras dejaron más. Y que cambien el director del Iturraspe, que es lo mismo que cuando estaba Ellena. Que pongan uno que haga abortos legales, para que las mujeres no mueran más ni tengan que ir a otros hospitales, si para eso están", opinó además.

Sobre los objetores de conciencia apuntó: "No sé qué cabeza tenían con la conciencia que ellos tuvieron. A Ana María no la mataron en uno o dos meses, a ella la mataron en un año y nueve días. Me la asesinaron en ese tiempo. Por eso me la mataron a mi hija".

norma cuevas ana maria acevedo

Asimismo, Cuevas arremetió contra el eslogan de la campaña de los que están en contra de la legalización del aborto: "Salvemos las dos vidas": "Eso fue lo mismo que me dijeron, que las iban a salvar a las dos, pero no me lo aseguraron y no pasó. Después les dije –a las autoridades del hospital Iturraspe– que iba a ir a la Justicia y ellos me dijeron que no vaya porque no iba a ganar nada. Y sí, no gané que a mi hija me la dieran viva, pero sigo luchando por ella. Voy a luchar por todas las mujeres que son pobres para que no les pase lo que le pasó a Ana María, que nadie deje chicos sufriendo esperando a su madre como hacen mis nietos".

Embed

Sobre los hijos de Ana María relató: "Hoy vine con uno de ellos, el más chico. Los más grandes no quieren venir, ni ver nada porque les resulta muy doloroso, les da mucha impotencia. Ellos escuchan sobre su madre, pero todavía la esperan. El más chiquito cuando hicimos la primera marcha acá a Santa Fe me preguntaba: «¿Con esta marcha mamá va a venir?». Y qué le tuve que responder yo, con el corazón roto, que no, que era para hacer justicia por ella. Ahora pasaron once años y todavía no tenemos justicia por su madre. Eso es lo que queremos, porque los hijos se están criando sin ella y no queremos volver a ver otra cara en otro lado a la que le pase lo mismo".

Cabe destacar que el próximo pañuelazo será el 28 de mayo, Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, en la explanada del Rectorado de la UNL (Bulevar Pellegrini 2700), a las 16.