La joven rusa humillada por el hincha argentino Fernando Penovi, quien por ese hecho se le prohibió entrar a los partidos del Mundial en Rusia y fue deportado, afirmó que no juzga al país "por una mala persona".

Con la ayuda de un traductor de inglés, Katerina subió a su cuenta de Instagram un mensaje a los argentinos y remarcó que "son todos muy amables".

"¡Argentina! ¡Los amo! Lo que pasó no estuvo bien, pero no voy a juzgar a su país por solo una mala persona. ¡Son todos muy amables!", escribió la chica, además de manifestarse "muy contenta" de recibir los mensajes de apoyo de muchos argentinos.

Katerina tampoco olvidó desearle suerte a la selección argentina. "Por favor, no pierdan fe en su país. ¡Argentina tiene todas las chances de continuar participando en la Copa Del Mundo! Seguiré apoyando a Argentina tanto como a Rusia", publicó en inglés.

Penovi grabó un video que se viralizó y en el cual le pedía a la chica que repitiera palabras sexistas de muy mal gusto.

El Ministerio de Seguridad de la Nación le prohibió entrar a las canchas a ver los partidos y luego, por pedido de la embajada rusa en la Argentina, fue deportado.

>> Leer más: Echan del Mundial a un argentino por hacerle decir obscenidades a una chica

"Pido disculpas por haberme burlado de la chica. Pido disculpas al pueblo argentino, al ruso, a todos. A mis amigos, a mi barrio, a mis hijos, a la mujer de mis hijos. Es algo que me avergüenza. No soy así, tengo 47 años y soy una persona de bien", sostuvo Penovi al arribar al país.

Luego del partido con Croacia se conoció un caso similar con otro hincha argentino, Claudio Fitterer, quien no podrá ingresar a ver ningún partido, también por orden del Ministerio de Seguridad de la Nación, y en los próximos días también sería deportado.