El 1 de julio se cumplió un año de la desaparición de Rosalía Jara, la joven de Fortín Olmos madre de una nena de dos años. El único sospechoso de su ausencia, el profesor Juan Valdez, continúa con prisión preventiva.

Tenía 19 años cuando fue vista por última vez, el 1 de julio del 2017, en una garita de colectivo de Fortín Olmos, pequeña localidad del departamento santafesino de Vera (en el norte provincial).

Hoy, desde las 13, se producirá un nuevo encuentro en la Casa de Gobierno de Santa Fe entre los familiares de la joven, su representante legal, fiscales y el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías.

En diálogo con UNO Santa Fe, uno de los abogados de la familia, Aníbal Zupel, anticipó que aguardan obtener allí una respuesta en torno a la posibilidad de "realizar un peritaje de geolocalización de los teléfonos del imputado, de Rosalía y de otras personas, a los fines de determinar qué ocurrió en los últimos momentos de Rosalía en Fortín Olmos".

"La intención es conocer si ella y Valdez (el único imputado en la causa) estuvieron juntos antes de su desaparición y en qué zona. Para eso pedimos que se contrate, desde el Ministerio Público de Acusación, al ingeniero en Telecomunicaciones Ariel Garbatz, quien ya intervino en el caso Nisman y en el caso Maldonado", acotó Zupel.

Pocos avances

En torno al único detenido, Juan Valdez, se sabe que mantenía una relación personal y comunicación permanente con Rosalía. Fue vista por última vez en el pueblo y desde entonces no se supo nada más de ella. Según trascendió, el 1 de julio recibió en su teléfono celular más de 10 llamadas de Valdez. En el tiempo que lleva detenido, el hombre aún no declaró.