Los vecinos de barrio Transporte vieron alterada la tranquilidad de su sueño cuando en la madrugada de este martes un auto que estaba estacionado en la vía público terminó envuelto en llamas tras el ataque de los quemacoches.

El coche que estaba en la calle pertenecía a un taller mecánico.

A pesar de la asistencia de los bomberos, el automóvil fue alcanzado por las llamas en su totalidad. Otro auto quemado fue una Chrysler Caravan en el punto noroeste de la ciudad en calles Monseñor Rodríguez y Circunvalación.

Con estos suman 55 vehículos quemados desde que empezó el año y 642 desde 2014.