El delantero argentino Rodrigo Palacio, actualmente en Bologna, le convirtió un gol a Inter, su ex club, que finalmente ganó 2-1 y festejó por primera vez en el año.

Por la 24ª fecha de la seria A de Italia, el bahiense visitó por primera vez el estadio Giuseppe Meazza con la camiseta de Bologna tras cinco temporadas en el neroazzurro y a los 25 minutos marcó el empate 1-1 transitorio para su actual equipo.

El exBoca no lo gritó, pidió perdón y cuando regresaba a su campo para la reanudación del juego fue aplaudido por la platea "interista". Fue el cuarto tanto en el certamen para el delantero, de 36 años, que atraviesa su novena temporada en Italia.

Inter, sin Mauro Icardi por lesión pero con el debut del defensor Lisandro López, quien ingresó para jugar el segundo tiempo, se impuso por los goles de Eder Martins y el francés Yann Karamoh y festejó por primera vez en 2018.

El conjunto dirigido por Luciano Spalletti había ganado por última vez en la fecha 15 ante Chievo (5-0) y entre liga y Copa Italia sumaba diez partidos sin triunfos. A pesar de la racha negativa, Inter se mantuvo en puestos de vanguardia y ahora se ubica en la tercera posición con 48 puntos aunque muy lejos (15) del líder Napoli. Bologna, en tanto, está 12° con 24 unidades.

En otro partido, el mediocampista argentino Lucas Castro volvió a jugar para Chievo luego de más de dos meses de recuperación de una operación en la rodilla derecha. El ex Gimnasia y Esgrima La Plata y Racing Club ingresó para disputar los últimos treinta minutos de la derrota por 1-0 ante Genoa, que tuvo a Nicolás Spolli como titular.