En menos de diez días se descarrilaron cuatro trenes en Santa Fe y el eje se puso en la condición de la infraestructura de las vías. UNO consultó a Trenes Argentinos Cargas al respecto, desde donde aseguraron que están "constantemente haciendo obras", aunque reflejaron que su principal interés está centrado en el segundo semestre de 2019 donde comenzará a realizarse la circunvalación ferroviaria de la ciudad de Santa Fe que consistirá en la construcción de 19 kilómetros de vías nuevas, la renovación de 51 kilómetros de vías sobre trazas existentes y un nuevo puente sobre el río Salado. Las mismas finalizarían durante 2020.

Con la obra de circunvalación ferroviaria de Santa Fe, se proyecta que los trenes de carga eviten ingresar a sectores densamente urbanos del área metropolitana del Gran Santa Fe y circulen por el nuevo sector de vías en mejores condiciones de seguridad y velocidad.

Desde Trenes Argentinos Cargas se informó además que con esta circunvalación ferroviaria se van a evitar 61 pasos a niveles entre Laguna Paiva y Santo Tomé (47 kilómetros); y se espera que la circulación de trenes se incremente de cuatro a siete por día con mayor carga de vagones y de velocidad, pasando de los 20 km/h actuales a 60 km/h, un 300% más que hoy.

LEER MÁS: Citan a funcionarios del Belgrano Cargas por el descarrilamiento de formaciones

Además, cabe destacar que está en marcha la renovación de 1.700 kilómetros de vía sobre la Línea Belgrano, que ya lleva finalizados más de 500 kilómetros de la primera etapa, lo que se estima también permitirá triplicar la carga transportada, por ende, en los próximos tres años, por dicho corredor transitarán de ocho a 10 trenes largos (de hasta 100 vagones) diarios.

Ataques a los trenes

Durante el último año, en la provincia de Santa Fe, sobre el ramal F1 hubo 16 trenes saqueados y 86 vagones siniestrados, la mayoría en el horario de la tarde, hecho que motivó al cambio de circulación para la madrugada y la implementación de importantes medidas de seguridad.

LEER MÁS: Otra vez y van: descarriló un tren, ahora en barrio Coronel Dorrego

En la ciudad capital, por ejemplo, luego de que se produjeran en junio tres eventos de saqueo grandes en el barrio Santa Rosa de Lima, que representaron la pérdida de entre 400 y 450 toneladas de soja y se instalara un servicio policial más fuerte, con apoyo de las fuerzas federales como GNA y PFA, solo se siguen registrando ataques a distancia con piedras lanzadas con gomeras.

En referencia a esto, desde Trenes Argentinos se hizo hincapié en que también se trabaja en materia de seguridad para el resguardo de las formaciones que deben transitar por dentro de grandes urbes de Córdoba, Mendoza, San Miguel de Tucumán y Rosario, contratándose operativos especiales montados por las policías locales o hasta fuerzas federales, implicándose un aumento considerable en sus costos de seguridad para cada operativo antisaqueo de $300.000 a $500.000 por mes.

LEER MÁS: Impresionante descarrilamiento de un tren entre Coronda y Arocena

"Dependiendo de la cotización del mercado de granos de Rosario, un vagón vaciado puede representar una pérdida aproximada a los $300.000. Es decir que con un vagón saqueado se paga el operativo de todo un mes", se informó.

Asimismo desde el área de comunicación de la empresa pública argentina se detalló a UNO que "la situación de inseguridad se repite, con algunas pocas particularidades, en todas las urbes mencionadas. Los trenes de cargas deben transitar con bastante dificultad entre chicos jugando, animales domésticos (perros, cerdos, gallinas y caballos) y basura arrojada por los vecinos. En algunos sectores, las casillas están construidas a menos de un metro de las paredes de los vagones, arriesgando la normal operación ferroviaria y poniéndose en peligro a sí mismos los trabajadores ante un posible descarrilamiento".

"La precariedad habitacional y laboral de las familias que viven en estos reductos, ha hecho de la carga del tren un botín a conseguir de cualquier manera posible. Todo lo que se obtenga de un tren de cargas sirve para consumirse y/o revenderse en el mercado ilegal", afirmaron.

En cuanto a los detalles de los tipos de ataques, desde Trenes Argentinos informaron que cuando un tren se aproxima, sobre todo en horas diurnas, todos los niveles etarios de estos asentamientos tienen aspectos en los cuales entretenerse. "Los niños se divierten lanzando piedras con las manos o haciendo competencias de puntería con hondas alimentadas con bulones, tuercas, piedras o bolillas aceradas de rulemanes, sobre todo teniendo como blancos predilectos a los parabrisas, los vidrios laterales y las ópticas de las locomotoras (ahora protegidas con rejillas especiales)", comentaron.

LEER MÁS: Santa Fe tendrá una nueva traza ferroviaria

Por otro lado mencionaron que "los adolescentes, más fuertes y más ágiles, corren al costado de los vagones hasta que logran treparse para activar alguno de los sistemas de frenado manual de los mismos, permitiendo así que los hombres mayores procedan a cortar precintos o arrancar las orejas que sostienen esos precintos a base de golpes con masas o hachas, para finalmente lograr abrir las boquillas por donde se derraman las semillas de cereales y oleaginosas (soja, maíz, girasol); o bien abrir las compuertas laterales para extraer, por ejemplo, bolsas de azúcar, harina, cemento, etcétera".

Y por último, desde la empresa se detalló que son las mujeres y los menores los que en general "acuden rápidamente con bolsas de nailon y palas para levantar las semillas derramadas a ambos costados de las vías, para luego guardarlas en sus casillas o entregárselas a los acopiadores que luego la comercializan".

Detalle de medidas implementadas

Cabe destacar que ocurrieron situaciones críticas donde han tenido que tomar intervención las fuerzas federales, particularmente Gendarmería Nacional, por especial indicación del Gobierno Nacional, ante la magnitud de los daños provocados a las formaciones de cargas. En ese sentido, y dependiendo del tipo de ilícito ocasionado al transporte ferroviario de cargas, se da intervención a la Justicia Federal o a la Justicia ordinaria, las cuales toman a su cargo la investigación y prosecución de las causas originadas por actos ilícitos cometidos en perjuicio de Belgrano Cargas y Logística.