"Tenía al bebé atrás y me rompieron los dos vidrios, el adelante y el de atrás. Le cayeron todos los vidrios encima, pobrecito. Pero, gracias a Dios está bien y no pasó a mayores", contó a UNO Santa Fe, Valeria Bertone, una de las más de 10 personas que fueron atacadas a piedrazos el sábado por la noche mientras circulaban por la ruta 168.

LEER MÁS: Atacaron a piedrazos a más de diez vehículos en la ruta 168 a la altura de La Guardia

Bertone es veterinaria y trabaja en Santa Fe. Todos los días hace el mismo trayecto hasta San José del Rincón al menos una vez al día, y en muchas ocasiones dos y tres veces. Sin embargo, lo que ocurrió anoche, y que ya denunciaron otros vecinos, no es usual. "Nunca había pasado. Mis viejos viven en Colastiné hace ya como diez años y nosotros hace dos que estamos acá y nunca pasó esto. Es la primera vez. Yo me asusté porque primero sentí el golpe y no entendía nada, no podía creerlo", relató.

Sin dudas, el mayor temor fue por su hijo. En el asiento de atrás, en la silla de seguridad para niños, estaba su bebé de solamente cinco meses. "Yo vengo despacio y por la mano derecha por el bebé que está en el huevito. De repente los dos vidrios a la vez reventaron. Sentí la explosión y seguí y no paré porque supuestamente rompen los vidrios para que pares y te roben", explicó.

"Seguí y encima volaban vidrios, el bebé gritaba, estaba todo oscuro porque las luces en ese lugar no andaban. Hay luces ahí, pero no sé si justo anoche no andaban. Tengo el recuerdo que estaba todo oscuro, que el bebé lloraba y yo desesperada porque quería parar para verlo, pero no podía parar", relató Bertone.

Al llegar a la intersección con ruta 1, Valeria se enteró que lo que ella acababa de vivir, también le había sucedido a otros vecinos. "Paré, bajé al bebé y por suerte, más allá de estar lleno de vidrios, ninguno lo lastimó. En el lugar había como 15 vehículos, todos iguales (todos apedreados). Había dos colectivos también, uno de La Continental. Después todos autos con vidrios rotos adelante, atrás, a los costados. Un montón de gente", reflejó la profesional. Al lugar también llegó una ambulancia, y varios patrulleros que interrogaron a los damnificados respecto de lo ocurrido. Todos informaron ataques similares. Bertone, este sábado radicó también la denuncia en la Subcomisaría 4ª de Colastiné Norte.

"Hoy fui a hacer la denuncia y supuestamente fueron, pero no vieron a nadie. Ahora me da un miedo terrible cruzar de vuelta con el bebé. Estoy viendo a ver qué voy a hacer. Tengo un miedo terrible. Porque yo hay días que voy y vengo varias veces", finalizó.