El jueves de esta semana, el Concejo Municipal de Santa Fe aprobó una comunicación impulsada por el presidente del cuerpo, Sebastián Pignata, solicitando la conformación de un ámbito de estudio técnico sobre el costo del servicio de alumbrado público en la ciudad.

Entre otras cuestiones, la norma insta "a la Empresa Provincial de la Energía y al municipio santafesino que de forma perentoria arbitren los medios necesarios tendientes a materializar la convocatoria a una mesa técnica de abordaje del tema vinculado con el alumbrado público de la ciudad y sus costos".

En ese marco, Pignata fue consultado por UNO en la Radio -que se emite por FM 91.5- y el edil sostuvo que la iniciativa se elaboró "pensando en el futuro", ya que la solución debe llegar de inmediato "porque hay una novela que se viene llevando adelante desde hace un tiempo".

"Nosotros lo veníamos planteando desde el Concejo, esto de quién paga, cuánto se paga, cómo se paga, en relación al consumo del alumbrado público", expresó y recordó haber manifestado públicamente, luego de una reunión con funcionarios de la EPE, que la empresa no cuenta con información precisa respecto del consumo de las luminarias de la ciudad. "Entonces, en base a eso, un poco para transparentar la situación que se vive, nosotros queremos conformar esta comisión y que se trate con las personas idóneas en este tema, tanto de la EPE, como de la Municipalidad, para ponerle fin a una historia, y sobre todo para que los vecinos sepamos lo que estamos pagando", resaltó.

En ese contexto, Pignata fue consultado por UNO sobre qué pasará hasta tanto se llegue a una solución con las boletas ya emitidas por cerca de 20 millones de pesos por el consumo de abril y mayo. Cabe recordar que el municipio las impugnó por considerarlas excesivas y puso a disposición dos cheques por lo que entiende consumió de energía y que, paralelamente, la EPE intimó al gobierno local a pagar. Al respecto, el edil reclamó transparencia e información por parte de la empresa y dijo que "tiene que estar todo puesto sobre la mesa y que el vecino sepa qué es lo que se gasta, qué es lo que se consume y qué es lo que se paga, me parece que esa es la mejor forma".

"Yo tengo una postura muy personal, yo no pagaría nada", agregó y prosiguió: "En mi administración familiar económica yo no pagaría nada que no esté basado en hechos reales, en el estudio, en el precio preciso y en la cantidad de consumo. Yo no pago la luz, o un producto que quiera comprar de acuerdo a estimaciones. Yo no puedo gastar plata de los vecinos de la ciudad en algo que no me saben decir".

¿Pagar y después reclamar?

En esa dirección, se le preguntó también al presidente del Concejo si no era aconsejable pagar las boletas y, en todo caso si se determinan diferencias en favor de la Municipalidad, reclamar luego, y el concejal manifestó que "es una decisión que tiene que tomar el intendente de la ciudad, y eso tendrá sus consecuencias o no".

"Por eso yo dije que es a título personal, yo no pagaría algo que no sé qué estoy pagando. Y mucho menos, si la plata no es mía. Me parece que hay que ser muy precavido, muy respetuoso de los dineros públicos y, en ese sentido, yo no puedo librar cheques para una empresa que me dice que sacó el consumo de mi ciudad, de la capital de la provincia, de acuerdo a estimaciones", afirmó.