Como ya es una costumbre, el plantel de Unión bajo la gestión de Leonardo Carol Madelón realiza la parte más intensa de la pretemporada en Mar del Plata. El clima, la arena y el tener a los jugadores concentrados por espacio de dos semanas son las principales motivaciones para el DT para afilar al equipo de cara a los próximos desafíos deportivos.

En realidad, gran parte de los equipos de Primera División y el ascenso eligen a La Feliz para realizar sus puestas a punto, y entonces pasa a ser el epicentro de las pretemporadas. Se puede encontrar a toda clase de jugadores y es muy habitual ver pasar a jugadores corriendo por la arena o paseando en los lugares más pintorescos de la ciudad en los momentos libres del día

Y uno de los jugadores que se encuentra en Mar del Plata, de donde es oriundo, es Diego Villar, quien hasta hace muy poco tiempo jugó en Unión, siendo uno de los grandes referentes del equipo. Dejó una gran huella ya que tuvo una gran ascendencia sobre el plantel.

LEER MÁS ►► Droopy Gómez: "Se me cumplió el sueño de jugar en Unión"

Hoy Pipa está jugando con Aldosivi el campeonato de la Primera "B" Nacional. Por eso, en un momento libre de ambos planteles, se dio una vuelta por el Hotel Iruña donde concentra el plantel tatengue. El exjugador de Godoy Cruz y Racing subió una foto a su cuenta de Instagram donde se los ve tomando mates junto a Franco Soldano, Matías Castro, Lucas Gamba, Manuel De Iriondo y Mauro Pittón.

Luego de compartir un grato momento donde repasaron anécdotas y hablaron de sus presentes futbolísticos Pipa emprendió la retirada, pero se llevó un gran regalo. Es que con Soldano entablaron una gran amistad, y el sunchalense le llevó una docena de chorizos caseros.

LEER MÁS ►► La meta de Diego Zabala es "tratar de hacer historia en el club"

Pipa, antes de irse, abrió su regaló, le sacó una foto y subió a su historia de Instagram la imagen de los chorizos, con la frase "Gracias @francosoldano".