Santa Fe
Domingo 28 de Enero de 2018

Por la creciente del río Paraná, hay más de 200 evacuados en Corrientes

En los últimos días varios eventos de lluvia intensa afectaron continuamente la región norte del país, provocando diversos inconvenientes. En Corrientes se complicó la situación de los inundados en la capital provincial. En el puerto de Santa Fe midió este domingo a la medianoche 3,93; 6 centímetros más que el día anterior

El río Paraná profundizó su creciente en las últimas horas por lo que la ciudad de Corrientes ingresó en etapa de alerta, al igual que las localidades de Paso de la Patria y Goya, en tanto que son 210 las personas evacuadas en San Luis del Palmar, informó hoy una fuente de Defensa Civil.

El Riachuelo, un cauce que desemboca en el Paraná, subió a 3,75 metros, por lo que el agua permanece en zonas habitadas de la ribera. Asimismo, en la costa del Paraná de la ciudad de Corrientes el registro de hoy es de 6,60 metros, por lo que supera en 10 centímetros el nivel de alerta, de acuerdo a lo indicado por Prefectura Naval Argentina.

"San Luis del Palmar tiene cinco centros de evacuados donde asistimos a 210 personas en coordinación con el municipio, ya que debieron ser trasladadas como consecuencia del desborde del Riachuelo", dijo hoy a Télam el jefe de operaciones de Defensa Civil de Corrientes, Orlando Bertoni.

"Si bien en Capital no hay evacuaciones, se brinda asistencia a los barrios periféricos por los anegamientos", precisó Bertoni. En Goya, el nivel hídrico de hoy es de 5,50 metros, es decir 30 centímetros por encima del nivel de alerta y a 20 de la etapa de evacuación, aunque no se registraron traslados de moradores.

En tanto, en la villa turística de Paso de la Patria fueron clausurados los balnearios luego de que el agua llegara a 6,75 metros, por encima de los 6,50 metros que determina un alerta.

Asimismo, en el norte de la provincia de Corrientes, la municipalidad de Ituzaingó asiste a cinco familias de la Isla Apipé que sufren las consecuencias de la creciente. Pese a que la crecida del Paraná afecta los puertos de Itatí, Paso de la Patria, Corrientes, Bella Vista, Goya y Esquina, en puertos situados aguas arriba como Ituzaingó e Itá Ibaté el río comenzó a bajar.

"Empezó a disminuir el caudal en estas horas, por lo que pronosticamos que la semana que viene el Paraná ya estará estacionado", indicó el jefe de operaciones de Defensa Civil.

Las autoridades de Corrientes cifran sus expectativas de mejora en el panorama hídrico a partir de la disminución de caudales que llegan desde el embalse de la represa hidroeléctrica de Yacyretá, situada en el Paraná, a la altura de Ituzaingó.

Yacyretá abrió el último 19 de enero el vertedero del brazo principal, con lo que atravesaba el complejo un caudal de 27.000 metros cúbicos por segundo, un nivel que se redujo paulatinamente y hoy se ubica en 21.700 metros cúbicos por segundo, según un reporte de la entidad binacional reproducido por el Instituto Correntino del Agua y el Ambiente.

La situación en Santa Fe
En el puerto de Santa Fe midió este domingo a la medianoche 3,93; 6 centímetros más que el día anterior. Los nuevos pronósticos hablan de que el Paraná podría alcanzar los 3,94 metros el 30 de enero, y que mantendría la tendencia hacia arriba. Se estima que para el 6 de febrero el río podría llegar a 4,13 metros.

Representantes del organismo a nivel local aclararon que la crecida no debe extrañar en esta época del año, ya que habitualmente el Paraná crece en el verano y en el otoño. A pesar de ello, el Instituto Nacional del Agua sigue de cerca la evolución del mismo.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, se observan excedentes hídricos en Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe, noroeste y centro de Buenos Aires, sudeste de Córdoba, y noreste de La Pampa; "puede haber excepciones a esta situación en algunas localidades de Entre Ríos y del noroeste de la provincia de Buenos Aires. En los últimos días varios eventos de lluvia intensa afectaron continuamente la región norte del país, provocando diversos inconvenientes. En Corrientes se complicó la situación de los inundados en la capital provincial. Al igual que en la provincia de Chaco, donde los municipios más afectados son Roque Saenz Peña y Resistencia, este último afectado por la crecida del río Negro".

Con respecto al pronóstico del tiempo, una masa de aire cálida, húmeda e inestable se encuentra en el centro y norte del país, "con un frente estacionario ubicado sobre Corrientes y norte de Santa Fe. A partir del martes 30 se espera el pasaje de un nuevo frente frío que tenderá a estacionarse sobre el centro-norte del país".

Por último, se esperan temperaturas máximas entre 30-35°C. El lunes 29 y martes 30 se espera un aumento en las temperaturas máximas especialmente en el centro y sur de Santa Fe, norte de la Patagonia, este de Mendoza, oeste y centro de Buenos Aires, La Pampa, San Luis, Córdoba y Entre Ríos donde la temperatura máxima puede encontrarse entre los 35-37°C.

Para la primera semana de febrero, hay una probabilidad media de temperaturas entre 35 y 40°C en el norte de Río Negro, La Pampa, Buenos Aires, Córdoba, San Luis, este de Mendoza, este de San Juan, este de La Rioja, este de Catamarca, sur de Santiago del Estero, Santa Fe, Entre Ríos y sur de Corrientes del 1 al 5 de febrero y en Santa Fe, norte de Córdoba y Santiago del Estero el 6 y 7 de febrero.