Frente al gran crecimiento demográfico de los pequeños animales en la ciudad y el área metropolitana, la falta de políticas públicas y de conciencia sobre tenencia responsable, se propone crear un instituto municipal que sea el encargado tanto de aplicar la normativa vigente sobre bienestar animal, como así también crear campañas de educación y concientización, brindar asistencia a los animales, entre otras tareas. "Por un lado, el instituto funcionará como centro administrativo de políticas públicas de bienestar animal, se va a poder consultar toda la normativa y planificar nuevas, realizar relevamientos y estadísticas" explicó González, el autor de la iniciativa, en conjunto con el concejal Marcelo Ponce.

Puntualmente, la ordenanza establece que el instituto municipal deberá encargarse de diseñar estrategias educativas y de información sobre prevención de zoonosis, tenencia responsable de animales domésticos y bienestar animal; desarrollar un plan de castraciones adecuado a la ciudad; brindar asistencia a los pequeños animales a través de, al menos, dos unidades veterinarias; realizar acciones para crear un hospital veterinario; elaborar estadísticas y registros sobre la población animal (caninos, felinos y equinos), y fomentar un ambiente saludable tanto para los animales como para las personas, entre otras funciones.

"Tenemos que encontrarnos todas las patas de la mesa"

En la presentación del proyecto, Gabriel Piedrabuena, representante de Dignidad Animal, explicó que "este ámbito condensaría toda la legislación vigente a nivel local para ponerla en funcionamiento. Si bien la Municipalidad tuvo una muy buena iniciativa con la creación y puesta en funcionamiento de La Casa de las Mascotas, la problemática exige algo más. Tenemos que encontrarnos todas las patas de la mesa, tiene que estar el Estado, las instituciones proteccionistas, los Colegios de Veterinarios, pero sobre todo escuchar al proteccionista que está todo el día en el terreno, trabajando el campo".

Magdalena Ponce Aragón, en representación de ADDerA, aseguró "siempre las ONG se dedicaron a la problemática de los animales abandonados, del maltrato animal, en forma individual, un poco abandonadas. Ahora trabajaremos en forma conjunta, no solo con la Municipalidad y el Colegio de Veterinarios, sino también con la comunidad, todos van a tener que colaborar porque de alguna forma, si vemos bien a los animales, vamos a ver bien a las personas".

Para finalizar, María Cristina Belletti, de la Sociedad Protectora de Animales, afirmó que "es un proyecto alentador". "Nosotros tenemos un refugio con casi 700 animales, derivados de la gente que los abandona, los maltrata. Y esto podría ayudar a que nosotros mermemos la cantidad de animales. Sería excelente que se cumpla a corto plazo porque es muy bueno", aclaró.

Consejo asesor

El proyecto de ordenanza también contempla la creación de un consejo asesor, que "funcionará como veedor y podrá proponer acciones específicas. Es el organismo que permitirá que participen entidades que no son del municipio, pero que por tener una reconocida trayectoria, pueden hacer grandes aportes en la materia, como la Facultad de Veterinaria, el Colegio de Médicos Veterinarios, las organizaciones hoy presentes y otras también. Le dará amplitud y diversidad de miradas al instituto", detalló el concejal González. Las funciones que deberá llevar a cabo el consejo son: proponer acciones para la correcta aplicación de normas sanitarias; elaborar informes, documentos, manuales de procedimientos, anteproyectos y/o recomendaciones; prestar colaboración ante el requerimiento del Instituto Municipal de Bienestar Animal, entre otras.