El Ministerio de Trabajo de Santa Fe intimó hoy a la fábrica de cosechadoras Vassalli a pagar en dentro del lapso de 48 horas los salarios que adeuda a sus empleados, que están de paro por tiempo indeterminado, informaron fuentes gremiales.

El abogado de la Unión Obrera Metalúrgica provincial (UOM), Pablo Cerra, adelantó a Télam que en caso de que no se salde la deuda, el Ministerio tendrá la facultad de "iniciar las multas pertinentes por incumplimientos de la patronal".

Cerra aclaró que esa situación "en el fondo no favorecería a los trabajadores, porque sacarle plata a la empresa siempre genera perjuicios en los empleados, pero son las medidas que corresponden". El conflicto comenzó a fines del año pasado, cuando los apoderados de la planta acordaron con sus trabajadores 52 retiros voluntarios, considerando excesivo el número de personal.

Fuentes sindicales afirmaron que luego de la reducción del personal, Vassalli comenzó a acumular deudas con sus empleados, que reclaman el pago de parte del aguinaldo de 2017 y de los salarios de enero y febrero, razón por la que el lunes comenzaron la huelga.

Cerra afirmó que desde la primera audiencia realizada en la sede rosarina del Ministerio de Trabajo de Santa Fe, los directivos "se han comprometido a cancelar la deuda pero nunca lo cumplen, esa es la realidad".

En consecuencia, los empleados de la fábrica de cosechadoras, radicada en la localidad santafesina de Firmat, comenzaron la medida de fuerza por tiempo indeterminado, en asamblea permanente. Cerra señaló que los trabajadores evalúan hacer una denuncia en tribunales federales, ya que "sumado al incumplimiento de pago por sueldos y aguinaldo, se adeudan los aportes sindicales y de obra social".

"Es un delito que está ocasionando graves daños. Hay por ejemplo pacientes con tratamientos oncológicos que no están pudiendo ser cubiertos", puntualizó.