En el marco de la presentación de los nuevos patrulleros inteligentes que comenzarán a recorrer la ciudad de Santa Fe, el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro, aseguró que no se disolvió la Policía comunitaria y reconoció que desde octubre del año pasado hubo un recrudecimiento de la violencia en la capital provincial, pero dijo que eso se revertirá.

"No hay una disolución de la Policía Comunitaria, hay una refuncionalización de la Policía Comunitaria", dijo el ministro y añadió: "Todas las unidades regionales se quedan con la misma cantidad de agentes de la Comunitaria. La diferencia que hay en el interior de la provincia es que la Comunitaria pasa a depender de las unidades regionales para tener un control más cercano. Como teníamos un jefe provincial y casas desde Reconquista hasta Venado Tuerto pasando por Rafaela, San Lorenzo y Villa Constitución, era muy difícil tener un control pleno de cómo funcionaban. Y en Santa Fe y Rosario queda la Policía Comunitaria y una parte pasa a depender del BOU (Brigada de Orden Urbano) y se refuncionaliza el trabajo. Esto va a tener un resultado positivo que es mayor cantidad de personal trabajando en calle. Que se queden tranquilos que van a ver que el trabajo es más activo".

Además, Pullaro dijo que los agentes de la Comunitaria que pasen a las unidades regionales trabajarán en formar al resto de la policía para que toda la fuerza tenga un perfil comunitario y de mayor cercanía con la gente. Además, aseguró, quedará "un cuerpo especializado, como tiene Carabineros en Chile, para hacer trabajo de proximidad".

Por otra parte, Pullaro reconoció que en el inicio de su gestión se vivieron momentos muy difíciles y que luego hubo índices que hicieron caer el delito en la capital provincial y que "a partir de octubre o noviembre del año pasado se vio un recrudecimiento del delito". En ese marco recordó que el viernes pasado se lanzó el Operativo Capital que toma seis zonas puntuales para hacer trabajos determinados. "Hubo unas 2.000 identificaciones de personas y más de 1.000 motovehículos. Eso trajo 29 detenciones de personas que tenían pedidos de capturas de la Justicia provincial o federal", afirmó y auguró: "Creo que la situación va a ir mejorando nuevamente y vamos a volver a los índices del año pasado porque tenemos la capacidad operativa para hacerlo".

Al ser repreguntado sobre si el crecimiento del delito no fue a causa de la merma en el patrullaje policial, Pullaro expresó: "La violencia es difícil explicarla desde el policiamiento. Pero no hubo menor cantidad de patrullajes. Nosotros tenemos controles permanentes que lo hacemos a través del sistema 911 y ahí vemos cuando un móvil para y por qué para".

Además, el funcionario provincial aprovechó para destacar la incorporación de los nuevos móviles para toda la provincia lo que significó una inversión de 230 millones de pesos. "Desde que comenzó nuestra gestión al frente del Ministerio de Seguridad le pusimos mucho esfuerzo a que nuestra policía provincial pueda tener un móvil policial y no un auto pintado de policía. Nos llevó mucho trabajo hacer el diseño, el prototipo y que las diferentes automotrices lleven adelante la licitación porque las modificaciones tenían que venir de fábrica", explicó.

El ministro aseguró que estos patrulleros tienen un LPR, que es un lector de patente que convierte las imágenes en texto y automáticamente a través del sistema de transferencia de datos los manda a la central 911, los corroboran con el sistema Cóndor que va leyendo datos permanentemente y si esos autos que va cruzando tienen pedido de captura da un aviso al 911 y ese auto es detenido. "En la ciudad de Rosario tuvimos en el primer día la detención de varias personas que estaban conduciendo vehículos robados", aseguró.

Los móviles también tienen una tablet para poder tener el mapa del delito en tiempo real y de esa manera poder ubicar la capa dos de patrullaje que tenemos en la capital provincial. "La capa uno es la de los cuadrantes y la dos es con el mapa del delito. Eso nos permite tener más móviles donde hay más delito", dijo.

A la ciudad de Santa Fe llegaron 80 móviles policiales de los cuales 15 son inteligentes y el resto se pueden adaptar en un futuro para recibir esa tecnología. Además, antes de fin de año llegarían 20 móviles más a la ciudad de Santa Fe.