Aunque para la campaña electoral de 2019 falta más de un año, la carrera para la gobernación en la provincia de Santa Fe ya está en marcha. En esa puja ya hay al menos dos anotados: uno es el intendente santafesino y referente de Cambiemos en la provincia, José Corral y el senador justicialista y exintendente rafaelino, Omar Perotti. Seguro tendrán internas que saldar antes de efectivamente ser los postulantes para el sillón del Brigadier, pero la largada ya la hicieron.

Mientras, en el Frente Progresista encabezado por el socialismo, las cosas por el momento no están definidas. El gobernador de la provincia Miguel Lifschitz la semana pasada en una nota publicada en el diario porteño El Cronista volvió a la carga con su plan de Reforma de la Constitución, para lo cual necesita de acuerdos políticos con otros sectores (radicalismo, justicialismo, PRO y el mismo socialismo) que por el momento no terminan de concretarse.

LEER MÁS: Lifschitz aseguró que la reforma de la Constitución está pendiente y no descartó incluir una reelección

Recientemente Lifschitz mantuvo reuniones con Ricardo Alfonsín, referente del radicalismo díscolo de los acuerdos con Cambiemos, y con Margarita Stolbizer, del GEN, aliada de Sergio Massa. Esos pasos parecieron significar más intentos del mandatario provincial para tejer acuerdos electorales y políticos de cara a 2019.

También hubo contactos con dirigentes del justicialismo santafesino para avanzar en un hipotético frente común, que aún parece estar lejos de conformarse.

La definición del futuro de la Reforma Constitucional es clave para las determinaciones que debe tomar el socialismo en vistas de los comicios de 2019. Es que si la iniciativa de Lifschitz cuaja, seguramente el exintendente rosarino impulsará la inclusión de la reelección en la Carta Magna, lo que le permitiría presentarse a otro mandato. Hay varios fundamentos para perseguir ese objetivo, pero hay uno que es fundamental y que motiva a los allegados al gobernador: la imagen positiva del mandatario, que a fines de 2017 alcanzaba el 60%.

Si esa posibilidad no se concreta, en el socialismo empezará la danza de nombres para pelear para la sucesión. Uno de los anotados es el actual presidente de la Cámara de Diputados Antonio Bonfatti, que desde que dejó la gobernación en 2015 quiere repetir. En el socialismo hay otros nombres que se han puesto a consideración o al menos, medido en intención de voto. Uno de ellos es el exsenador y hoy concejal santafesino, Emilio Jatón, que hizo una muy buena elección el año pasado, derrotando a Cambiemos en la capital provincial.

También se había mencionado la intención de impulsar al ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro para la gobernación. Pero el funcionario, consciente de esos rumores, salió hoy a rechazarlos abiertamente: "No voy a ser candidato a gobernador. Cuando termine la gestión, me voy a dedicar a la actividad privada", dijo, terminante.

Pullaro lo dijo este martes en un encuentro que mantuvo con periodistas santafesinos en la capital de la provincia, en el que ratificó que será querellante contra los fiscales Roberto Apullán y María Laura Martí, por la intervención de su teléfono celular realizada el año pasado y que derivó en un escándalo mediático tras difundirse escuchas, incluso de su vida privada.

[Escuchas a Pullaro: ] LEER MÁS: Escuchas a Pullaro: "Queremos saber de quiénes son empleados Apullán y Martí"

Por otra parte, el ministro se refirió al incremento de los homicidios en este inicio de año, con casi 30 homicidios en Rosario y una decena en Santa Fe. Respecto a la ciudad del sur de la provincia, discriminó lo que está sucediendo hoy del resto de los problemas delictivos ya que dijo que la seguidilla de muertes de estos días se vincula a pases de facturas entre familias narcos y no a un debilitamiento de las medidas de seguridad implementadas desde su ministerio.

Y, como ya lo ha hecho en otras oportunidades, el ministro destacó el rol de la ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich. "Siempre está presente cuando hay problemas" subrayó el dirigente radical.

Y aseguró que todos sus pares de las provincias están conformes con la gestión de la funcionaria nacional.