El Ministerio de Trabajo interviene en dos conflictos que tienen como principales actores a los trabajadores de la construcción, nucleados en la Uocra. Se trata de dos obras que son financiadas con fondos nacionales, el desagüe Espora (a cargo de Automat Argentina SA) y la Central Termoeléctrica de Sauce Viejo (desarrollada por Ponce Construcciones).

Entre las dos obras ya fueron despedidos 80 trabajadores (60 en la obra del desagüe y 20 en la central). Más allá de las particularidades técnicas, propias de cada obra y que las hacen diferentes, las empresas a cargo esgrimen un planteo en común, al cual consideran central.

El mismo está relacionado con la necesidad de poder redeterminar precios tras la devaluación. Es decir, lo que solicitan es una actualización de los costos de la obra, ya que consideran que los contratos firmados meses atrás fueron realizados con un dólar mucho más bajo al actual y que por lo tanto definen como inviables de continuar.

"Manifiestan una situación relacionada con la actualización de los costos de la licitación que oportunamente ganaron. Aseguran que eso les ha implicado retrasarse en los pagos", dijo a UNO Santa Fe, Leonardo Panozzo, secretario de Trabajo y Seguridad Social.

LEER MÁS: Desagüe Espora: Corral dijo que "los pagos están al día" y pidió "cumplir con el contrato"

Sobre la situación particular de Ponce Construcciones, el funcionario provincial describió que las 20 suspensiones se terminaron transformando desde la semana pasada en 20 despidos. La compañía esgrime como principales motivos, además de una falta en la actualización de los precios acordados en un principio, otra cuestión más bien técnica vinculada a la realización de una obra que fue objetada por Ieasa (Integración Energética Argentina SA), entidad nacional a cargo de la obra.

En la misma línea, la empresa advierte que de no lograr una redeterminación de precios, podría correr riesgo la continuidad de los trabajos y, por lo tanto, la totalidad de los empleados (80). Incluso, se pudo saber que el colectivo que ponía a disposición la constructora para transportar a los trabajadores hasta Sauce Viejo dejó de circular, lo que hace pensar que la actividad en el obrador es casi nula.

Uocra solicitó la conciliación obligatoria ante el Ministerio de Trabajo por los 20 despidos. Sin embargo, en la audiencia celebrada la empresa anticipó que no la iba a acatar y que, por lo tanto, no iban a reincorporar a los trabajadores. Ante la negación, la cartera procedió a multar a la compañía por falta de acatamiento.

Respecto a la situación en el desagüe Espora, a cargo de Automat Argentina SA, el secretario de Trabajo y Seguridad Social comentó que la situación es similar. "La empresa plantea una discusión con la contratante respecto a la actualización de los costos. Dictamos la conciliación obligatoria pero desde la semana pasada constatamos que no había acatamiento por parte de las empresas porque los trabajadores no pudieron ingresar a la obra", manifestó a UNO Santa Fe.

"La empresa plantea dos cuestiones para resolver: una deuda a valores históricos y la actualización de los costos", comentó. El municipio fue invitado a participar de las audiencias, ya que tiene diferentes puntos de vista respecto a algunos planteos realizados por Automat SA relacionados al avance de obra y sobre la reconducción y actualización de los costos, procedimientos que deben ser elevados ante el gobierno nacional, ya que es quien dispone de los fondos.