En el marco de la medida dispuesta por la CGT, en rechazo a las medidas económicas del gobierno nacional, el próximo lunes ya se confirmó que en Santa Fe no habrá clases. Así lo informaron los gremios Amsafé (escuelas oficiales) y Sadop (docentes de escuelas privadas).

Asimismo se sabe que por la adhesión de La Bancaria no habrá bancos; no funcionarán los colectivos urbanos por la adhesión de UTA; y también están desafectados de sus obligaciones los empleados de comercio (el Centro Unión Empleados de Comercio confirmó que se pliega a la medida de fuerza).

Adhirió a la medida también la UOM (Unión Obrera Metalúrgica); el Sindicato Personal de Iapos; Festram y Asoem (que nuclean a los trabajadores comunales y municipales); y los trabajadores recolectores de residuos que responden al Sindicato de Camioneros.

Por su parte, el Sindicato de Médicos de la República Argentina (AMRA) Seccional Santa Fe informó que adhiere al paro convocado por la CGT Nacional para el 25 de junio, alcanzando tanto a la actividad pública como a la privada, garantizándose las guardias mínimas y la atención de las urgencias.

Mediante un comunicado, la Confederación General de Trabajadores informó que esta medida "encuentra sus razones en la necesidad de expresarle al Gobierno nacional nuestro más enérgico repudio al ajuste salvaje al que somete a los trabajadores".

"El veto a la rebaja de tarifas aprobado por el Congreso Nacional, el anunciado acuerdo con el FMI, sus consecuencias sobre el empleo, la obra pública, los sistemas de seguridad social, las economías regionales y los servicios públicos no hacen más que agravar dramáticamente la ya insoportable situación social", detallaron en el escrito publicado en redes sociales.

Donde también concluyeron: "No vamos a permitir que el ajuste lo hagan otra vez los que menos tienen, los trabajadores ocupados y desocupados, los jubilados y los sectores más vulnerables, que ya viven en condiciones sociales extremadamente precarias. No vamos a tolerar que se insista en ajustar más la economía social en busca de un equilibrio fiscal. Los números deben cerrar con los trabajadores adentro. Basta de ajustar a los que menos tienen".