Racing se clasificó para los octavos de final de la Copa Libertadores al superar por 1-0 a Universidad de Chile, en Avellaneda y en un partido correspondiente al Grupo E. No fue la mejor versión de la Academia, pero logró en el cierre destrabar un duro encuentro y concretó el objetivo.

Jugó mal Racing el primer tiempo, quizás de lo peor que se le vio al equipo conducido por Eduardo Coudet en los últimos tiempos. Sin la dinámica que suele mostrar, fue absorbido por una Universidad de Chile que estuvo más cerca del gol.

La Academia no generó situaciones claras para abrir el marcador y lo mejor fue un remate de Lautaro Martínez cuando ya se jugaba media hora. La visita lo tuvo en los pies de Nicolás Guerra, quien se escapó desde la mitad de la cancha en soledad pero tardó en definir y terminó perdiendo con los defensores.

Coudet buscó despertar al equipo con los ingresos de Augusto Solari y Matí­as Zaracho por Diego González y Neri Cardozo. Racing arrancó mejor el complemento y llegó por Ricardo Centurión. Igualmente, el desarrollo no variaba: el local la tenía sin claridad y los trasandinos disponían de espacios para las contras.

A los 17', se juntaron Centurión y Solari, el ex-Estudiantes tiró el centro y Zaracho se lo perdió después de un mal rechazo. Cerca de la media hora, Isacc Díaz volvió a escaparse y cuando encaraba a Juan Musso cerró de gran manera Leonardo Sigali.

Se exponía la Academia, que tenía le pelota pero no encontraba un resquicio para llegar hasta Fernando de Paul. Finalmente, de tanto insistir, la Academia llegó al gol y lo hizo quizás de la manera menos esperada: Alejandro Donatti la tomó a los 35' fuera del área, sacó el derechazo y la pelota se metió después de dar en el palo.

Los conducidos por Coudet controlaron los últimos intentos de los chilenos y festejaron en el Cilindro la clasificación a la próxima etapa de la Copa Libertadores. El cierre será ante Cruzeiro, en Brasil, en busca del primer puesto aunque el primer objetivo está cumplido.