El gobierno provincial, a través del Ministerio de Salud provincial, renovó las camas de la sala de cirugía general del Hospital José María Cullen. Se trata de 44 camas eléctricas con una inversión de $1.055.384.

El proceso de sustitución de las antiguas camas por las nuevas se desarrolló en las salas 6 y 7 de ese hospital. En este sentido, el director del nosocomio, Juan Pablo Poletti, indicó que "estas nuevas 44 camas eléctricas reemplazarán a las antiguas de la sala 6 (de hombres) con 24 camas; y la 7 (de mujeres) con 20 de ellas".

"Este recambio -continuó Poletti-, es un hecho muy importante para la atención del paciente, ya que se mejora la atención de las personas operadas, heridas, traumatizadas, pacientes que estuvieron en endoscopía u otras cirugías, en estado semicrítico. Tener esta tecnología en el servicio es trascendental desde el punto de vista cualitativo, porque trae consigo beneficios para las personas internadas y para los profesionales".

Además, indicó: "Con estos últimos cambios estamos concluyendo con el Servicio de Cirugía, como lo hicimos con las salas de Cardiología, de recuperación de Neurocirugía, la Unidad de Terapia Intensiva Cardiovascular y toda la Unidad Crítica".

Esta gestión se enmarca en las obras que se vienen desarrollando en el hospital José María Cullen, como la residencia de las madres (inaugurada el 30 de noviembre del 2017) con una inversión de 6 millones de pesos; y la nueva guardia (en proceso de construcción), con un monto de inversión cercano a los 20 millones de pesos.