Unas fotos que comenzaron a circular en los últimos días por las redes sociales provocaron indignación en muchos vecinos de la ciudad santafesina de Sunchales.

En las imágenes se puede ver a un hombre posando junto al cráneo de una persona, que había sacado de un féretro para realizar una reducción del cuerpo en el cementerio local.

Desde el municipio salieron a dar sus explicaciones y según publicó el portal SunchalesDíaxDía, el encargado del cementerio municipal explicó que quien aparece en la foto es una persona que presta servicios a terceros para la reducción de cuerpos y no un empleado municipal.

El enojo fue en ascenso porque quien está como protagonista de la "selfie" posando junto al cuerpo de una persona fallecida, es quien contrataban los vecinos para realizar las reducciones, una práctica habitual.

El secretario de Obras, Servicios y Ambiente de esa ciudad del departamento de Castellanos, Leopoldo Baudaco, señaló a Cadena 3 que se trata de una persona que prestaba sus servicios a terceros.

"Es un hecho que escapa del control municipal. Nos duele mucho. Es una reducción que hace una familia, le pide permiso al municipio, pero lo realiza un privado", especificó.

Baudaco agregó que desde la Municipalidad repudian el hecho y que prohibieron el ingreso al protagonista de las imágenes, que trabaja de forma particular y no era un empleado municipal. También aclaró que no fue una profanación vandálica. La profanación no está tipificada como un delito en el Código Penal Argentino.