Santa Fe
Domingo 04 de Marzo de 2018

Santa Fe espera la llegada de unos 200 efectivos de la Policía Federal para reforzar la seguridad en la zona oeste de la ciudad

El martes formalizará el anuncio la ministra de Seguridad Patricia Bullrich en visita a la provincia.

Santa Fe se prepara para el arribo de aproximadamente 200 efectivos de la Policía Federal Argentina que se sumarán, junto al personal de Prefectura y Gendarmería enviados oportunamente desde la Nación, a las tareas de prevención del delito en las zonas más críticas del cordón oeste de la ciudad. Aunque el anuncio del número preciso de efectivos que arribarán a la capital provincial será oficializado por la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, en una visita este martes a la ciudad de Rosario, el dato estimativo fue revelado a LA CAPITAL por el intendente santafesino José Corral.

"Nos ocupamos de la Seguridad sin tener competencia directa porque es la principal preocupación de nuestros vecinos", subrayó Corral al brindar a este diario precisiones sobre la inminente llegada de nuevas fuerzas federales. Además, el intendente santafesino reveló a este diario que los efectivos federales que llegarán en los próximos días serán distribuidos en su mayoría en barrios del cordón oeste de la ciudad.

A tales fines el municipio santafesino ya trabaja en la refacción y puesta en valor de los pabellones del Puesto de Vigilancia de Guadalupe (conocido como Ex-Gada). En ese amplio predio se alojarán los efectivos de la Policía Federal Argentina que bajen a la capital provincial para trabajar –junto a las fuerzas provinciales, Gendarmería y Prefectura– en la disminución del delito.

Las instalaciones del Ex-Gada enclavadas en el norte de la ciudad –sobre General Paz al 8200–, fueron visitadas la semana que pasó por el intendente Corral y los secretarios de Seguridad, Eugenio Burzaco, y de Seguridad Interior, Gerardo Millman. Los funcionarios observaron in situ las tareas que llevan adelante cuadrillas de trabajadores municipales y que permitirán alojar a 200 agentes federales que cumplirán funciones en la ciudad.

"Si bien el municipio no tiene la competencia de la seguridad, ni tenemos fuerzas propias, es la principal preocupación de nuestros vecinos, que nos trasladan permanentemente el tema en la calle y por eso encabezamos el trabajo conjunto con Nación y Provincia", apuntó el jefe de gobierno local.
En ese sentido, Corral comentó: "Queremos que tengan todas las comodidades porque aspiramos a que el personal quede asignado de manera definitiva a la ciudad. Por supuesto nos gustaría que sea la Provincia la que resuelva el alojamiento y la comida de los efectivos federales en diálogo con Nación, pero hasta que se pongan de acuerdo hemos decidido brindar por nuestros propios medios la manutención de las fuerzas federales".

El primer arribo de efectivos de fuerzas federales (Gendarmería y Prefectura) tuvo lugar el 1 de octubre de 2016. Se trata de alrededor de 500 hombres y mujeres que aún permanecen en la ciudad y que, según estimaciones oficiales, permitieron en trabajo conjunto con las fuerzas provinciales disminuir drásticamente los homicidios y heridos por arma de fuego. Pero la apuesta es reforzar esa presencia en otros sectores, para tratar de conseguir los mismos o mejores resultados, apuntó Corral.

"Santa Fe tiene problemas de seguridad, como los tienen otras ciudades de la provincia y del país. Pero el trabajo conjunto que realizamos en 2017 junto a las fuerzas Federales y Provinciales, permitió bajar significativamente los índices de violencia más extremos con que contábamos", dijo José Corral. Y un solo dato permite ilustrar ese impacto: durante el primer semestre de 2016, cuando aún no actuaban las fuerzas federales en la ciudad, se produjeron 65 homicidios; durante el primer semestre de 2017, ya con los operativos de Gendarmería y Prefectura en acción, esa cifra bajó a 23.

"De todas formas sigue habiendo preocupación por los robos y situaciones de inseguridad que siguen tomando lugar en la ciudad, y por lo tanto nos obliga a redoblar esfuerzos. Por eso celebramos que el gobierno nacional tenga la firme decisión de ir desmontando las economías del delito, particularmente la del narcotráfico. Hay una decisión del Presidente y una ejecución del equipo de seguridad que encabeza Patricia Bullrich de combatir frontalmente al narcotráfico y eso nos consta, por lo que queremos hacer nuestro aporte desde la ciudad para trabajar juntos en pos de lograr ese objetivo", detalló el jefe del Palacio de la calle Salta.

Para el Intendente, "el buen trabajo de las fuerzas federales ha permitido también mejorar el uso del espacio público y la recuperación de territorios con una fuerte presencia del Estado".

Ahora, con Gendarmería trabajando fundamentalmente en el norte de la capital provincial, y Prefectura abocada al distrito Alto Verde, la llegada de la Policía Federal permitirá desarrollar acciones sobre todo en barrios del oeste capitalino.

"El municipio puso a disposición de los secretarios Gerardo Millman y Eugenio Burzaco, con quienes tuvimos una jornada de trabajo, toda la información que sistematizamos en base a lo que nos trasladan los vecinos y los datos objetivos de situaciones de violencia con armas de fuego, homicidios, y otros delitos que relevamos, los cuales se concentran en la franja oeste de la ciudad. Es un sector donde estamos interviniendo con muchas obras de infraestructura en el marco del Plan Nacional de Hábitat y del Acuerdo Capital que llevamos adelante con Provincia. Esa presencia del Estado –llevando servicios, pavimento, agua potable, cloacas, iluminación-, tiene que estar acompañada de una mayor tranquilidad que brinden las fuerzas de seguridad, además de las investigaciones correspondientes que se deben llevar adelante en el territorio para desmontar las bandas que allí operan", concluyó el intendente.