Santa Fe
Martes 26 de Junio de 2018

Santa Fe: por los vaivenes del dólar casi "desaparecieron" los créditos hipotecarios

Así lo aseguraron desde las cámaras inmobiliarias que nuclean a las empresas del sector señalaron que disminuyeron las consultas y que muchas personas que tenían el crédito por salir, frenaron la operación por el aumento en el costo de la vivienda.

En Argentina, los valores de las propiedades desde hace años se rigen en dólares, y lo sucedido en las últimas semanas con respecto a la cotización de la moneda estadounidense, que impactó en muchas actividades, también lo hizo en el sector inmobiliario. Puntualmente, la compra y venta fue la más afectada, no solo por la incertidumbre de los compradores, sino también por los precios de las viviendas que aún se están acomodando a una nueva realidad, con un dólar más caro.

En diálogo con UNO Santa Fe, el presidente de la Cámara de Empresas y Corredores Inmobiliarios de Santa Fe, Walter Govone, señaló que en los últimos días hubo pocas operaciones de compraventa de inmuebles, que muchas se postergaron, y algunas con el dólar más estabilizado entre 27 y 28 pesos, "se están tratando de reflotar".

En esa dirección, afirmó que "lo que desapareció totalmente es el crédito hipotecario". Es decir, que aquellos que tenían intención de sacar un crédito, efectivamente ya ni siquiera realizan consultas a las inmobiliarias. "Porque también las UVA fueron aumentando mucho en los últimos meses, y también por el valor de las propiedades, porque la gente que estaba por sacar un crédito, en muchos casos desistió o desestimó y aquellos que tenían el crédito otorgado, no lo tomaron por el incierto panorama", explicó.

A su vez, Govone adelantó que lo sucedido con la divisa estadounidense, si no impactó aún, va a golpear fuerte a los desarrollos inmobiliarios o fideicomisos que se construyen en pesos, "que necesariamente van a tener reajustes", y que verán incrementadas las cuotas.

Todo esto, adelantó, se analizará el viernes en la reunión de la Federación de Inmobiliarias de la República Argentina, y "por lo que se habló con colegas de otras regiones, el escenario es similar en todo el país".


Con altas y bajas

A su vez, Carlos Cobos, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Santa Fe, contó a UNO Santa Fe que de acuerdo a conversaciones con otras inmobiliarias que integran también la cámara, el comentario general es que la actividad ha disminuido, aunque con "distintos comportamientos", ya que hubo, incluso durante la semana más difícil cuando el dólar llegó a 29 pesos, operaciones de venta con precios dolarizados.

"El mismo día que subió a más de 28, se dolarizó el precio del inmueble y se vendió a ese precio", relató sin dejar de reconocer que la devaluación está presionando sobre los valores de las propiedades.

Sin embargo, con respecto a los compradores con créditos hipotecarios, admitió que la situación es más compleja. "Incluso aquellos con créditos en trámite y una reserva hecha en dólares. Llegado el momento de la autorización del banco para firmar, manifiestan que no llegan al valor de la propiedad, que en algunos casos ha aumentando hasta un 50%", comentó.

"Fue un aumento muy importante. Para una propiedad reservada en equis cantidad de dólares, el banco demora un mínimo de 120 días en aprobar el crédito, y en ese plazo la propiedad incrementó su valor en aproximadamente 40%", graficó, aunque también mostró confianza en que el mercado y los precios de los inmuebles "se van a ir acomodando".


Momento de transición

Desde el sector inmobiliario sostienen que lo que sucede actualmente es un momento de "transición", pero "hay confianza en que se empiecen a acomodar los valores de referencia y todo lo que está relacionado a la construcción", que está dolarizada y cuyos materiales han sufrido incrementos importantes en las últimas semanas, tal como lo refleja el último índice publicado por el Ipec.

Según el trabajo correspondiente a mayo del organismo estadístico, el Nivel General del Costo de la Construcción registró el último mes un aumento del 2,56% con relación a abril, y a nivel interanual, en los últimos 12 meses, la suba fue de casi 24%.

Mientras tanto, la coyuntura económica no ayuda, porque se trata de inversiones a largo plazo, y lo que hoy sucede es que el mercado aún intenta amoldarse a nuevos valores, y a una nueva realidad que implica que los potenciales compradores a través de un crédito hipotecario recuperen la confianza.

La situación llevó a la incertidumbre, en conjunto con la especulación financiera y con tasas de interés por las nubes. "Es un combo bastante importante que llevó a que todo aquel que pensaba en comprar un inmueble, aún quiera hacerlo, pero que también aquel que quiere vender, tenga incertidumbre respecto del valor de la propiedad", explicó Govone.

Para graficar la situación, el presidente de Ceci manifestó que si bien hubo un aumento en el precio de las propiedades, el crecimiento del índice de la construcción y también de otros indicadores relacionados al sector, como el dólar, trastocaron los valores y por ejemplo, "un inmueble que hace un mes se ofrecía a 100.000 dólares, lo que equivalía con un dólar a 22 pesos a 2.200.000 pesos, la semana pasada llegó a estar a casi 3.000.000 de pesos, con un dólar a "29,50".

"Se perdieron referencias, y a la gente le cuesta bajar el valor de las propiedades, y más si es en dólares, y aquel que quería comprar tiene los problemas lógicos de un incremento de esas características en el precio", concluyó.