A pesar de la agobiante mezcla de calor, humedad y lloviznas intermitentes, al menos un centenar de personas se reunió para recordar y pedir justicia por la inundación que azotó a la ciudad hace 15 años, un 29 de abril de 2003.

•LEER MÁS: Memorias del Salado (ESPECIAL del UNO a 15 años de la Inundación del 2003)

Los autoconvocados concentraron en la Plaza del Soldado y marcharon hasta la plaza 25 de Mayo, que después de casi un año de obras, se liberó un espacio del lado oeste del espacio. Allí se armó un pequeño escenario donde se leyó un documento en el que se reclamó justicia y una sentencia por la causa Inundaciones. Además se llamó a la comunidad santafesina a exigir información y controlar todas las obras que se realicen como parte del ejercicio de la memoria colectiva para que no vuelva a ocurrir algo similar.

Milagros Demiryi, integrante del Movimiento Ecuménico de Derechos Humanos y una de los actores civiles en la causa penal por la inundación del 2003, expresó a UNO sobre la convocatoria: "A pesar de los 15 años de impunidad, el pueblo santafesino sabe bien cuáles fueron las causas de la inundación, tiene claro que acá hay responsables y lo que espera es que la justicia falle para que los que las hacen las paguen como suele suceder en cualquier otra situación. Lamentablemente esta ha sido una lucha larga y despareja porque estamos peleando contra el Poder Judicial, el económico y el político".

"Nuestra síntesis es que en estos 15 años hemos ganado la batalla contra el olvido, contra el silencio y la mentira. Que el pueblo conoce la verdad histórica y que en realidad lo que estamos reclamando y exigiendo, que por eso participa cada vez más gente, es la verdad jurídica", agregó.

Asimismo, María Claudia Albornoz, una de las referentes de los miles de inundados, afirmó sobre la movilización de este domingo: "Es enorme la memoria de la gente. Son 15 años en una ciudad que no lucha muchas cosas, así que la lucha de los inundados e inundadas me parece digna, es una plaza digna la de hoy. Y en este grito permanente de justicia, hace 15 años que venimos diciendo lo mismo. Es algo que desgasta, porque no es fácil, es una lucha desigual pero nos sentimos enormemente felices cuando vemos la enorme cantidad de gente que sigue levantando las banderas de la memoria, la verdad y la justicia. Eso nos llena de esperanza porque esta es una ciudad que vive en el riesgo, estamos rodeados de ríos y tenemos que controlar a aquellos que tienen que hacer las obras públicas y los planes de contingencia".

Causa Inundación 2003

"No le tenemos miedo al agua", exclamaron los organizadores en varias ocasiones en que la lluvia amenazante interrumpía las lecturas. Sin embargo, los nombres de cada uno de los fallecidos por la inundación se pronunciaron con precisión, de la misma manera en que hubo minutos de silencio para recordar y gritar: "¡Presente!".

Sobre la causa, Demiryi explicó: "Está viva y está a punto de que el juez falle; los imputados son dos porque el exintendente Marcelo Álvarez ha fallecido recientemente, o sea que no lo alcanzó la vara de la justicia, y el principal responsable, que es el exgobernador Carlos Reutemann, ha quedado afuera y está sentado en el Senado amparado por la casta de gobernantes y políticos que tenemos".

En esta línea, la actora civil de la causa describió: "Las imputaciones que hay en la causa son por estrago culposo agravado por la muerte de 18 personas. Judicialmente eso es lo que se reconoce, que son los ahogados. En su momento el gobierno había contabilizado y reconocido 23. Lo que sucede es que las muertes por inundación no solo son por ahogamiento, hay parámetros para cuando hay una relación de causalidad en una muerte y en realidad nosotros contabilizamos 158 en el primer año después de la inundación, aunque probablemente sean más porque a lo largo de los 15 años se ha muerto más gente".

Un año más

Al ser consultadas por lo que esperan antes de que se cumpla un nuevo aniversario del fatídico día que marcó a la ciudad, Demiryi señaló: "Como el juez Silva tiene en sus manos sacar la sentencia, queremos que sea justa. Queremos lo que hasta ahora no se pudo: que alguien procese a Carlos Alberto Reutemann, porque las pruebas sobran. Lo que no quisiéramos es seguir estando en esta plaza reclamando por justicia y luego de un fallo injusto tener que acudir a la Cámara de Apelaciones, a la Corte nacional y a la Comisión Internacional de Derechos Humanos".

LEER MÁS: A 15 años de la inundación: entre listas y centros de evacuados, perdidos en la misma ciudad

Finalmente, por su parte, Albornoz indicó: "Que la justicia tenga la dignidad, la Corte Suprema, de impartir justicia porque entendemos que con los 15 años que pasaron, podemos decir que son encubridores de los inundadores".

"Uno ya se murió impune, que fue Marcelo Álvarez, que es quien presentó tres veces la prescripción sin vergüenza después de haber escuchado -por radio LT10- esa mañana del 29 que no nos íbamos a inundar ni barrio Centenario, ni Chalet, ni San Lorenzo, ni El Arenal, etcétera. Y fue donde la mayor cantidad de gente murió ahogada en esas trampas en las que se transformaron nuestras casas justamente porque esa voz oficial nos decía que nos quedemos. Me parece que es hora de justicia, que este juicio tenga sentencia. Es hora de la verdad", concluyó Albornoz.