En la tarde del jueves, en inmediaciones del acceso al barrio Costa Azul de la ciudad de Santo Tomé, fue aprehendido un delincuente de 23 años que hirió en la espalda con un arma blanca a su sobrina de 20, que se encuentra embarazada.

El violento agresor fue atrapado cuando trataba de escaparse, mientras la víctima fue socorrida por los vecinos de la populosa barriada que fueron los mismos que hicieron la denuncia a la central de emergencias 911.

El operador envió a la zona a un patrullero del Comando Radioeléctrico, que ni bien arribó al barrio, sorprendió a un muchacho de complexión física y con la vestimenta tal como denunciaron los vecinos al agresor. Lo aprehendieron preventivamente, confirmando minutos después que se trataba de la misma persona, que luego fue identificado como M. E. R., el que terminó alojado en un calabozo de la Subcomisaría 15ª.

Simultáneamente, arribó hasta la vivienda particular de la víctima, otro patrullero con mujeres policías y una ambulancia del Sies 107, cuya médica practicó curaciones en la espalda a la mujer herida con un arma blanca.

Cuando concluyeron las curaciones, la mujer agredida dijo que llegó su tío, discutió con ella y luego le tiró un puntazo a su abdomen, ella esquivó la estocada del arma blanca, pero cuando giró, le fue aplicado en la espalda. Como ella gritó pidiendo auxilio, los vecinos le gritaron para que cesara en el ataque y eso lo puso en fuga. Fue aprehendido por la policía cuando intentaba escaparse corriendo de las calles de la populosa barriada santotomesina.

Informaron sobre el resultado del procedimiento a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital de la Policía y estos hicieron lo propio con la fiscala en turno del Ministerio Público de la Acusación, Lucila Nuzzo, que ordenó que el agresor aprehendido continuara privado de su libertad, que sea identificado y que se le forme causa por el delito de "lesiones dolosas calificadas".