Desde este mediodía, los santotomesinos comenzarán a reemplazar el agua potable de perforación por la del nuevo acueducto conocido como Desvío Arijón. Será la primera ciudad en conectarse al sistema que toma agua del río Coronda. Más adelante, le seguirán las localidades de Sauce Viejo y Desvío Arijón.

El acto central de inauguración, que se desarrollará a las 12 en 7 de Marzo al 3200, será presidido por el gobernador Miguel Lifschitz.

De los siete tanques de agua que tiene en la actualidad Santo Tomé, cuatro de ellos estarán abastecidos con agua del acueducto a través de tres cisternas que se encuentran bajo de la tierra.

En primer lugar será abastecida la cisterna norte, encargada de suministrar el recurso al tanque central. Dicho tanque abastece cerca de 13 mil conexiones, lo que representa el 60 por ciento de la población provista con agua corriente.

Con el tiempo se sumarán las otras dos cisternas; una ubicada en el sur de la ciudad (que abastece a los tanques General Paz y Zazpe) y otra ubicada en el oeste (que abastecerá a Adelina Oeste). Del total de la población santotomesina, el 70 por ciento se encuentra conectada a la actual red de agua.

Santo Tomé es abastecida en la actualidad con agua de pozo. Si bien es potable, la calidad que brindará el nuevo acueducto será mejor, ya que la actual posee altos niveles de hierro y sarro.