Este Jueves Santo, cuando promediaba la tarde, se activó la alarma de robo del Banco Galicia, sucursal barrio Candioti ubicada sobre bulevar Gálvez 1700. El lugar se pobló de oficiales y suboficiales en ocho patrulleros policiales y rodearon la manzana. El suceso generó conmoción entre los vecinos del barrio que se vieron sorprendidos por el ulular de las sirenas policiales.

Los agentes hicieron un gran operativo entre bulevar Gálvez, Sarmiento, Balcarce y Necochea, y sobre esta última fueron sorprendidos media docena de albañiles que realizaban una excavación encargada por el banco.

El objetivo era la construcción de una futura playa de estacionamiento encargada por la entidad bancaria a una empresa con sede en la ciudad de Tucumán. Al lugar llegaron además todos los retenes policiales de la agrupación Cuerpos, con aprestos para ingresar a la entidad bancaria si fuera necesario.

El oficial superior policial a cargo del procedimiento dialogó con el encargado de los obreros de la construcción que estaban trabajando y les explicó que el responsable de la obra viajó a la ciudad de San Miguel del Tucumán, y ellos estaban cumpliendo con la tarea asignada. Preventivamente, los seis obreros de la construcción quedaron aprehendidos y fueron llevados a la sede de la Comisaría 3ª hasta confirmar la naturaleza del suceso.

Santa Fe cerrada

Mientras tanto, desde la jefatura de la Unidad Regional I La Capital de la Policía de Santa Fe, coordinaron el cierre completo de acceso y salidas a la ciudad capital por rutas nacionales y provinciales, y descubrieron que desde la gerencia de la sucursal del Banco de Galicia, sede del barrio Candioti, no informaron sobre la realización de la obra en construcción. Tampoco pidieron la provisión de policías de servicio adicional, que es la operatoria normal de las entidades bancarias cuando realizan reformas con albañiles en sus sedes.

Constatación

El caso también fue auditado por la UR I La Capital de la Policía de Santa Fe, con las autoridades nacionales del Banco de Galicia. Después de las 16.30 fue ubicado el gerente de la sucursal del barrio Candioti, que deberá dar cuenta de cuál fue el motivo por el que no se notificó la realización de los trabajos de albañilería como la solicitud de servicio de policía adicional.