Desde esta semana, funciona en la ciudad de Santa Fe la primera Casa de Protección Integral para Mujeres en situación de violencia de género. Horas antes de su apertura -que por obvias razones de seguridad y resguardo de la privacidad no tuvo acto de inauguración-, el intendente José Corral recorrió el lugar junto a funcionarias provinciales y municipales, concejalas locales y representantes de la Multisectorial de Mujeres, el Foro Santa Fe Contra la Trata y el Instituto Nacional de las Mujeres.

La propuesta -que había sido anticipada por el mandatario local en su discurso de apertura de sesiones del Concejo- busca atender la necesidad de alojamiento temporario y asistencia integral que atraviesan las mujeres en situación de violencia de género. El período de permanencia en ese espacio va desde los 15 a 90 días, según el caso, y tendrá capacidad para 22 personas. El inmueble cuenta con un hall con acceso a un balcón; un salón distribuidor con acceso a terraza; cuatro habitaciones amplias, todas con luz y ventilación natural, ventilador de techo y aire acondicionado; una cocina con instalaciones completas; cuatro baños y una terraza.

Luego de la recorrida, el intendente José Corral inscribió la apertura del lugar entre las políticas de género que se llevan adelante conjuntamente en la ciudad: "Estamos trabajando mancomunadamente con las instituciones, para brindar soluciones y en este caso una casa de amparo a las mujeres víctimas de violencia de género o que tengan alguna situación de riesgo, y que podamos cobijarlas con sus niños, en muchos casos".

Un espacio de empoderamiento

En ese sentido, José Corral destacó: "Queremos que ese momento difícil que atraviesan las mujeres que necesitan de un lugar de amparo como este, se transforme también en una oportunidad para desarrollar su proyecto de vida, para mejorar en la educación, en el trabajo, para tener un acompañamiento que desde el municipio estamos dispuestos a hacer".

Paralelamente, el intendente felicitó "a los equipos que llevan adelante este trabajo, porque además de lo profesional de su tarea, le ponen militancia, convicción y eso da buenos resultados. Queremos que lugares como este no sean necesarios, pero mientras lo sean, es bueno saber que se cuenta con áreas capacitadas y convencidas del trabajo social que realizan".

Por su parte, la secretaria de Desarrollo Social, Cecilia Battistutti, añadió: "En esta casa queremos brindar las herramientas para que puedan irse más empoderadas de este lugar. Queremos que las mujeres sean parte de esta casa. Por eso, estamos capacitando a nuestro personal para que inviten a que las mujeres aporten su grano de arena y puedan cocinar para las otras compañeras, que cuiden su lugar".

Este nuevo espacio busca brindar atención integral a las víctimas, teniendo en cuenta sus necesidades jurídicas, psicológicas, de atención médica, sociales, laborales y de aprendizaje para una vida libre de violencias y que promueva la creación de redes y lazos solidarios entre las mujeres allí alojadas.

En ese espacio, serán asistidas y acompañadas por los equipos interdisciplinarios del Área Mujer y Diversidad Sexual de la Municipalidad de Santa Fe y se propenderá al trabajo en redes de articulación interinstitucionales durante la estadía de las mujeres en la casa y luego de su egreso. La metodología de trabajo es mediante talleres de empoderamiento y de sensibilización realizados por un equipo interdisciplinario que cuenta con 17 personas: psicólogos, terapistas ocupacionales, psicólogos sociales, trabajadoras sociales y acompañantes en general.

Hacer cumplir la ley

Una de las situaciones con las que se encuentran las mujeres víctimas de violencia machista es que -en muchos casos- los agresores continúan viviendo en el hogar familiar. En ese sentido, Battistutti enfatizó: "Trabajamos en conjunto con la Justicia, con el Ministerio Público de la Acusación para que efectivamente se cumpla la ley y que los agresores sean retirados de los domicilios y que las mujeres con sus hijos puedan volver a revincularse a sus medios sociales, educativos y a su casa, que es lo que corresponde".

Asimismo, la funcionaria indicó que desde el municipio se realiza un acompañamiento "en lo que tiene que ver con las medidas de protección, ya sea desde el botón de alerta o una medida de distancia que va mucho más allá de albergarlas en esta casa de protección. Esto suma a un trabajo mancomunado que estamos haciendo codo a codo con las organizaciones sociales y con la Guardia de Género, que hace poco cumplió un año, que atiende las 24 horas del día y que el año pasado permitió darle asistencia y acompañamiento a más de 2000 mujeres de la ciudad de Santa Fe".