Santa Fe
Miércoles 14 de Febrero de 2018

Se profundiza el conflicto en una emblemática empresa santafesina

Luego de la reunión en el Ministerio de Trabajo los obreros de la fábrica de cosechadoras Vassalli anunciaron medidas de fuerza porque desde la firma "no hicieron ninguna oferta superadora" sobre el pago de sueldos y retiros voluntarios, aseguraron los gremialistas.

Trabajadores de la fábrica de cosechadoras Vassalli rechazaron este miércoles la propuesta de los directivos de la empresa y anunciaron medidas de fuerza, luego de una audiencia en el Ministerio de Trabajo de Santa Fe, ya que, aseguraron las fuentes gremiales, desde la firma "no hicieron ninguna oferta superadora" sobre el pago de sueldos y retiros voluntarios.

"Ellos quieren pagar los días de enero, que es la mitad del mes, con un cheque al quince de marzo, que además nadie te lo acepta, y eso es inadmisible", dijo a Télam el secretario gremial de la UOM de Firmat, Diego Romero.

El gremialista habló en base a la audiencia que se realizó hoy en la sede rosarina del Ministerio de Trabajo de Santa Fe, donde intentaron acordar el pago correspondiente para los trabajadores que aceptaron el retiro voluntario. En ese sentido, Romero explicó que "siempre hay algo nuevo que agrega la empresa, sabiendo que no pagó los sueldos".

Luego de la audiencia, los empleados de la planta de cosechadoras se reunieron en asamblea y anunciaron una manifestación para mañana, que incluye el corte de la ruta nacional 33. "Se decidió hacer corte de ruta desde la mañana hasta las 16, y una movilización en Firmat; concentramos en la fábrica y nos dirigimos hasta la vivienda de uno de los dueños de la empresa".

Actualmente, la planta se encuentra de paro por tiempo indeterminado, con los trabajadores en su interior, a raíz de un conflicto gremial que se inició cuando los directivos anunciaron 200 despidos, a fines del año pasado. No obstante, mediante audiencias y una conciliación obligatoria, se llegó al acuerdo de que 52 empleados aceptarían retiros voluntarios, mientras que el resto conservaría su puesto de trabajo.