Según datos del Servicio Meteorológico Nacional, las jornadas de calor que están presentes en la ciudad desde el inicio del otoño comienzan a despedirse, ya que según sus pronósticos mañana jueves llegará la lluvia y con ella un descenso de la temperatura muy notable.

Para este miércoles en tanto, se espera que el cielo esté parcialmente nublado y que la temperatura máxima marque los 33 °C. Además se indicó la presencia de vientos regulares o fuertes del sector norte, con ráfagas, disminuyendo a moderados.

En cuanto a las temperaturas previstas para el jueves, se indicó que la mínima podría rondar los 11 °C y la máxima los 18 °C. Para el viernes, por su parte, se espera una mínima de 9 °C y una máxima de 23 °C.