En una audiencia pública con récord de inscriptos, en la que se discute quién se hará cargo de la explotación del servicio de gas en Colastiné Norte y San José del Rincón, una vez que el Gasoducto de la Costa sea realizado, el gobernador Miguel Lifschitz celebró la realización de la convocatoria y destacó la amplia participación de ciudadanos, instituciones y organismos de gobierno tanto provinciales como locales que se generó en torno a la instancia de participación pública.

LEER MÁS: Gasoducto: se anotaron Lifschitz, Corral y otros 125 expositores para la audiencia pública

En esa dirección señaló que el proyecto es estratégico para una región que se ha ido poblando de manera intensa en los últimos años y que requiere de un servicio básico como la provisión de gas natural para poder mejorar la calidad vida, en el caso de los usuarios residenciales, y para tener competitividad, en el caso de los usuarios comerciales e industriales.

"Si esta audiencia se está realizando es porque hay una iniciativa del gobierno provincial a través de su empresa de energía, Enerfé, para ejecutar esta obra. Si no fuera por esta decisión política, no habría audiencia pública, no habría ningún debate sobre el tema y tampoco ninguna posibilidad de que la obra se realice, por lo menos en los próximos cinco años", remarcó el mandatario planteando uno de los principales argumentos que ha esgrimido el gobierno en la previa a la audiencia.

LEER MÁS: Gasoducto: "Queremos, como los vecinos de la costa, que la obra comience ya"

Lifschitz hizo hincapié en que realizar el gasoducto no es una prioridad de Litoral Gas, y sostuvo que así quedó expresado en el plan quinquenal. En ese orden de cosas, afirmó que, por ende, no habría ninguna posibilidad de concretar la obra, sino fuera a través de una fuerte inversión de la provincia.

Enerfé como subdistribuidor

En segundo lugar, manifestó que el gobierno santafesino ha defendido y solicitado con insistencia que Enerfé logre el carácter de subdistribuidor para poder explotar y garantizar el servicio a los actuales y futuros usuarios, "porque esto está escrito dentro de la política de desarrollo energético que se ha planteado la provincia y que ha tenido un amplio consenso de todos los sectores políticos de la provincia".

LEER MÁS: Gasoducto de la costa: la provincia no le quiere regalar la obra a Litoral Gas

"Esta ley en su momento fue aprobada por unanimidad en las dos Cámaras y expresa la voluntad del gobierno y de la Legislatura de intervenir de manera activa en el mercado de distribución de energía de gas y energías renovables para un sector muy importante de regiones de la provincia que no cuentan con este servicio, a pesar de estar dentro del ámbito de jurisdicción de la empresa concesionaria (Litoral Gas)", explicó.

Sin embargo, afirmó Lifschitz, "en casi veinte años de concesión, ninguna de las obras que preveían inicialmente se han concretado. Es verdad que habrá seguramente responsabilidad de los gobiernos anteriores al no haber actualizado la tarifa, pero la realidad de los hechos nos indica que estamos muy lejos de los objetivos que inicialmente se habían planteado y probablemente, si no hubiera sido por una participación activa de la provincia tendríamos que esperar mucho más todavía para que amplias regiones de nuestra provincia puedan acceder a este servicio".

A su vez, el gobernador planteó que al financiar esta obra con recursos del tesoro provincial, "es fundamental que el patrimonio quede en manos de la provincia y de la empresa Enerfé para su posterior explotación".

"Nada garantiza como pedía el representante de Litoral Gas que luego se realicen las redes de distribución y que eventualmente, si las hace, tengan un menor costo para los usuarios de Colastiné o de San José del Rincón. No hay ninguna duda de que si a esa tarea la lleva adelante la empresa provincial, lo hará con criterios de solidaridad y de racionalidad, contemplando las realidades particulares y sociales de cada uno", destacó y manifestó que los servicios públicos esenciales deben ser prestados por el Estado.

Un tema urgente

Por último, Lifschitz sostuvo que la resolución debe llegar lo más pronto posible, porque el gobierno provincial tiene "urgencia", no solo para poder brindar el servicio a los vecinos de Colastiné y Rincón y en el futuro también Arroyo Leyes y Santa Rosa de Calchines, sino también por la obra de las colectoras de la ruta 1 que se está llevando adelante.

"Una obra de más de 800 millones de pesos a través de la Dirección de Vialidad que requiere de manera previa a la ejecución de la pavimentación de las colectoras, que se realice el tendido del gasoducto que recorre en parte esa obra. Sería irracional que a poco tiempo de terminar la obra civil y semejante inversión hubiera que demoler la calzada para realizar la obra", finalizó.