Lionel Messi erró un penal. Así, con esa mala pata arrancó Argentina la Copa del Mundo en Rusia. A los 17 del segundo tiempo y cuando el partido debut ante Islandia estaba 1 a 1, el capitán del seleccionado argentino encaró al arquero Hannes Halldórsson y remató.

El uno de Islandia se quedó con el remate de La Pulga, que no fue de lo mejor.