Hace una semana el pequeño de un año fue trasladado desde San Guillermo tras haber caído en un bebedero de animales que lo dejó en grave estado.

LEER MÁS: Un niño de un año está grave tras caer en un bebedero

A pesar del tiempo transcurrido el niño no presenta mejorías en su estado de salud. Desde el nosocomio aseguraron que este es crítico y el niño es asistido en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos con respirador.

"Estas patologías suelen ser de lenta evolución porque siempre hay compromiso neurológico", confirmó la doctora Marcela Alassia.

De ahora en más lo único que resta es esperar la evolución de la patología que depende de factores externos como el tiempo que transcurrió inmerso el pequeño, el tipo de agua que había en el recipiente y la asistencia que haya recibido.