Desde el pasado 2 de marzo, Lucas un empleado de 23 años que sufrió un accidente mientras trabaja en la empresa Purina, ubicada en la vecina ciudad de Santo Tomé, permanece internado en el hospital Cullen. El joven había ingresado con lesiones en los huesos de la cara y fractura de cráneo, aparentemente luego de golpear su cabeza mientras conducía un zampi y, aparentemente quiso ver si otro vehículo venía en el mismo sentido, no lo vio y fue embestido.

• LEER MÁS: Continúa en terapia intensiva y con pronóstico reservado el trabajador de Purina accidentado

El director del nosocomio, Juan Pablo Poletti brindó en detalle el parte médico a través de los micrófonos de LT10 donde aseguro que: "el estado del paciente sigue siendo crítico y no tuvo mejorías en estos 10 días". Además manifestó que a "este cuadro se le debe agregar un pico febril que determinó la presencia de un germen, por lo que hubo que comenzar con tratamiento específico con antibióticos".

• LEER MÁS: Operan de urgencia en el Hospital Cullen a un trabajador de Purina accidentado

"Hemodinámicamente ha mejorado y se le está por sacar la asistencia respiratoria mecánica, pero neurológicamente no tenemos buena respuesta", finalizó el director del Cullen.