Un delivery de drogas que fue detenido en el marco de los allanamientos efectuados por fuerzas provinciales y federales que desbarataron a la sindicada organización narco de Sergio "Zurdo" Villarroel, será el quinto imputado en la causa que el próximo 17 de mayo tendrá su juicio en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe.

Así lo dispusieron los jueces José María Escobar Cello, María Ivón Vella y Luciano Lauría, en una resolución dictada el pasado 17 de abril, donde unificaron la causa de Martín Andrés Beilis (39) con la de Villarroel y el resto de los imputados: Débora Flores (36), Cristian Leonardo Gamarra (47) y Luis Alberto González (43).

Beilis fue detenido el 10 de diciembre del 2016, en el departamento N° 167, Torre "E" del Fonavi Don Bosco, ubicado en Espora entre Zavalla y San Juan. Los pesquisas que ingresaron a su domicilio le encontraron 17 gramos de cocaína y seguidamente lo pusieron a disposición de la Justicia Federal.

• LEER MÁS: Una de narcos: festejaron con asado y champán la caída del "Zurdo" Villarroel

Su causa se tramitó por separado en la Fiscalía Federal N° 2 a cargo de Walter Rodríguez y en el Juzgado Federal N° 2 a cargo de Francisco Miño. Para los funcionarios, Beilis se proveía de cocaína de Luis Alberto Gónzalez y utilizaba el domicilio donde fue detenido para guardar estupefacientes.

A su vez, los investigadores detectaron también que Beilis repartía la droga en su Renault Twingo bajo la modalidad de delivery durante el fin de semana, días de mayor consumo, indicaron fuentes del caso.

A juicio con el resto

Beilis será el quinto imputado en la causa del "Zurdo" Villarroel que el próximo 17 de mayo, a las 8.30, tendrá su inicio de debate en el juicio oral a desarrollarse en el edificio del Tribunal Oral Federal de la capital provincial.

El mismo será presidido por los jueces Vella, Lauría y Escobar Cello, quienes escucharán la acusación del fiscal general Martín Suárez Faisal, y de los defensores de los imputados, Claudio Torres Del Sel por el "Zurdo", su pareja, González y Beilis, e Hilda Knaeblein, que patrocina la defensa de Gamarra.

Con base en Alto Verde

La investigación que culminó con Villarroel y sus cuatro allegados detenidos tuvo su origen a raíz de un llamado telefónico anónimo que el 24 de abril del 2014 denunció en Gendarmería Nacional que el "Zurdo" era quien organizaba el comercio de estupefacientes en la ciudad. Dicho llamado indicó que varios narcos vendían drogas para Villarroel. "Venden droga para una persona llamada Sergio Norberto Villarroel, alias "El Zurdo", esta persona vive en Alto Verde y tiene comprada a la policía", sostuvo el mensaje.

• LEER MÁS: Inmuebles y vehículos: las claves en la nueva causa del "Zurdo" Villarroel por lavado de activos

A partir de allí, la investigación comenzó a ser seguida por agentes de Gendarmería. Luego pasó por Prefectura Naval Argentina y culminó en la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones de Santa Fe.

En su requisitoria de elevación a juicio, el fiscal Walter Rodríguez, que instruyó la causa, acusó a Villarroel de trasladar grandes cargamentos de marihuana desde Formosa, "mediante la utilización de camiones y autos particulares, para que una vez arribados a Santa Fe, eran distribuidos por eslabones inferiores de la cadena de tráfico, entre quienes podemos citar a Gamarra y González".

A su vez, el representante del Ministerio Público Fiscal señaló que dicha acción delicitiva fue "anterior al mes de abril del año 2014 y que se hizo extensivo hasta el 10 de diciembre del año 2016".

Según Rodríguez, Villarroel ordenaba en la banda y Gamarra "cumplía órdenes impartidas, evidenciando una subordinación de segundo dentro de la organización mencionada".

A su vez, en lo que respecta a Débora Flores, "se ha probado que en lo que relacionado a maniobras vinculadas al tráfico de estupefacientes, la nombrada receptaba indicaciones de su pareja Villarroel". Por último y en relación a González, el fiscal sostuvo que era provisto de los estupefacientes que traficaba Villarroel.