El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, consideró el pedido del presidente Mauricio Macri a las provincias para eliminar impuestos a los servicios públicos como un intento de "trasladar el costo político" del aumento de tarifas.

LEER MAS: [La provincia dice que ]La provincia dice que "no hay margen" para bajar la carga tributaria en las tarifas de energía

"El impuesto más importante que tienen los servicios es el IVA, que es un impuesto nacional, que impacta en un 21 por ciento. Si queremos bajar impuestos el primero que habría que reducir es el IVA a todos los servicios públicos", manifestó Lifschitz.

"Se intenta trasladar el costo político de las medidas más impopulares y tratar de compartirlo con los gobiernos provinciales que no tenemos ni arte ni parte en este tema, no definimos la tarifa, no hemos sido parte de las discusiones", añadió.

El presidente Mauricio Macri mediante un mensaje grabado desde el yacimiento no convencional de Vaca Muerta en Neuquén, hizo ayer un llamado a intendentes y gobernadores para que eliminen los impuestos que cobran sobre los servicios públicos para aliviar la carga a consumidores y pymes.

LEER MÁS: ¿Qué impuestos se pagan en la factura de luz de la EPE?

La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal anunció que eliminará los impuestos provinciales sobre los servicios públicos, lo cual representará una rebaja en las tarifas de entre 6,2 y 15,5 por ciento para todos los hogares de la provincia.

Al respecto Lifschitz aseguró que la provincia de Buenos Aires "lo que pierde por un lado lo recibe por otro, pero es parte de una estrategia de tratar de disimular una política tarifaria que en el fondo produce un alto impacto social".

"Por lo que ha manifestado el gobierno esto se va a mantener en el tiempo, no ha cambiado un ápice la estrategia ni la política tarifaria, simplemente se está tratando de maquillar un poco este aumento para que la gente lo pueda digerir", agregó en declaraciones a radio La Red.

Sin embargo, Lifschitz coincidió en la necesidad de blanquear las tarifas, que no haya subsidios, y que se pague el costo de los servicios correspondientes aunque destacó que el proceso debe ser gradual y acompañado por el crecimiento de la economía.

"Obviamente vamos a tratar de colaborar sobre todo pensando en nuestros usuarios y ciudadanos. Pero creo que no se resuelve el problema de fondo que es la superposición de incrementos tarifarios de distintos servicios", indicó.

"En el caso del gas vamos a contribuir, creemos que no le corresponde a la provincia pero lo vamos a hacer en función de buscarle una salida al financiamiento de esa parte del incremento", añadió.