Desde el 1 de abril, todos los comercios y profesionales deben aceptar pagos con débito. Así lo estableció la Afip y fijó multas para los comerciantes, prestadores de servicios y profesionales que no cumplan.

Los equipos que se ofrecen en el mercado para poder trabajar con tarjeta de débito y crédito varían según su conectividad y sus prestaciones. Conoce sus costos y beneficios.

•LEER MÁS: Las comisiones por el cobro con débito se trasladarían a los precios

Conectado a internet o a la red telefónica

Es el dispositivo con el que cuenta la mayoría de los comercios. Son aparatos fijos que van conectados a la red de internet o a la línea telefónica. Tiene un costo de 189 pesos más IVA por mes y se encuentran bonificados.

Están incluidos en ese precio los insumos (rollos de papel) y el servicio técnico. Desde SF Advance, agencia oficial de Posnet en Santa Fe, indicaron que en caso de algún inconveniente está cubierta su reparación y si se trata de una urgencia se puede cambiar el equipo.

•LEER MÁS: Todos los monotributistas deberán aceptar pagos con tarjeta desde abril

Aclararon que si bien tienen los dos equipos un buen rendimiento, el que va conectado a la red de internet suele ser más seguro, confiable y rápido; además de no ocupar la línea telefónica.

Inalámbrico

Se trata de un equipo que logra conexión a través de un chip telefónico o por medio de wifi. El chip es suministrado por la misma empresa que brinda el aparato y no es necesario realizar ninguna recarga, ya que viene activo desde la compañía y se mantiene de esa forma.

Respecto al wifi, se podrá conectar a cualquier señal, incluida la que pueda emitir algún teléfono celular (si funciona como módem). Tiene un precio de 369 pesos más IVA. No tiene costo adicional y están incluido los insumos (rollo de papel) y el servicio técnico.

Móvil

Funciona con el teléfono celular. Se debe descargar una aplicación y acoplar un minilector de banda magnética en la ficha del auricular. Condición: tener conexión 3G, 4G o wifi. El cliente firma en la pantalla táctil del teléfono y el comprobante le llega por correo.

Tiene un precio inicial de 200 pesos y luego un costo mensual de 60 pesos (algunas empresas cobran un porcentaje ante cada operación realizada).

Cabe aclarar que en los valores comentados no están incluidas las comisiones que cobran los bancos y las mismas tarjetas de crédito. El costo operativo del débito entraña un arancel de 1,2% del monto facturado; y en crédito, 2,35% del monto facturado.