El conflicto salarial con los docentes universitarios no encontró un punto de solución. El gobierno nacional ofreció a los gremios adelantar para septiembre la cuota del 4,2 por ciento de aumento salarial prevista para noviembre para arribar al total del 15 por ciento, pero la propuesta fue rechazada por los sindicatos y la negociación pasó a un cuarto intermedio hasta el miércoles.

En ese marco de tensión y reclamos, todavía lejos de acuerdos, los representantes de los trabajadores ratificaron las medidas de fuerza y desde la noche del lunes, representantes de Adul apoyaron la toma de la Facultad de Humanidades y Ciencias y el Instituto de Música por parte de los estudiantes. Por otro lado, también invitaron a todos a la olla popular que llevarán adelante los científicos del Conicet, en reclamo por los recortes sufridos en el sector.

En medio de este duro conflicto que afecta el dictado de clases en 57 universidades públicas de todo el país y que seguirá al menos esta semana, el Ejecutivo mantuvo el porcentaje global de mejora, aunque admitió que "es poco" frente al proceso inflacionario, y por eso propuso impulsar mesas técnicas para "analizar incrementos salariales superadores de la actual oferta".

Hasta ahora, el Ejecutivo planteó a los sindicatos docentes un aumento del 5 por ciento a mayo, otro 5,8 por ciento en agosto y un 4,2 por ciento en septiembre a cobrar en octubre, que en principio era para noviembre.

Los sindicatos, que mantienen un extenso paro que impidió el inicio del segundo cuatrimestre previsto para principios de mes, reclaman una mejora del 30 por ciento y mayor presupuesto universitario.

El reclamo de los estudiantes

En asamblea, los estudiantes de la Facultad de Humanidades y Ciencias (Fhuc) y del Instituto Superior de Música de la UNL resolvieron la toma de las instalaciones como modo de visibilizar sus reclamos y apoyo a la lucha que el sector universitario está llevando a nivel nacional.

"No vimos respuesta positiva hacia reclamos en relación a que el presupuesto de las universidades y de la UNL en particular es escaso, no mejora las políticas universitarias y sin esas políticas nos estamos quedan afuera de las aulas", dijo a UNO Santa Fe Mariel Culasso Orué, presidenta del Centro de Estudiantes de la Facultad de Humanidades y Ciencias (Cefhuc), tras la toma.

Además piden por:

1) Un subsidio destinado para garantizar un material de estudio barato y accesible para todos.

2)Garantizar las regularidades a las materias en cada carrera una vez retomada la cursada. Esto mediado en conjunto con los docentes.

3) Aprobar el futuro proyecto a presentarse en Consejo Directivo para la extensión del Plan 2008 de la carrera de Licenciatura en Biodiversidad.

4) Que se aprueben los proyectos presentados en Consejo Directivo referidos a el Protocolo contra violencia de Género en nuestra Facultad, la construcción del Gabinete Psicopedagógico en nuestra Unidad Académica y sobre la Cobertura de los viáticos de las prácticas y salidas de campo para las carreras de la Fhuc.

5) Aprobación de los proyectos presentados en Consejo Directivo, Baños sin Género y Régimen de Enseñanza Diferencial para Estudiantes madre, padre, embarazadas, trabajadores y/o personas a cargo.

6)Que los estudiantes participen de las decisiones referidas al presupuesto para bienestar estudiantil.

Olla popular

Por su parte, becarios del Conicet Santa Fe llevaran adelante una olla popular. Será este martes a las 11 en la sede de la Facultad de Humanidades, por los "recortes presupuestarios en materia de ciencia y tecnología".

"Al día de la fecha, 57 universidades nacionales y escuelas dependientes de ellas a lo largo de todo el país no han comenzado las clases del segundo cuatrimestre. El preocupante cese total de actividades se decidió tras el magro aumento prometido de un 15% en cuatro cuotas de una paritaria que debió realizarse en el mes de febrero y recién está cursándose en agosto. Como becarios nos hemos formado y continuamos haciéndolo en la Universidad Pública, Laica y Gratuita y luchamos para defenderla pues estamos convencidos de que la educación es un derecho y no un privilegio, ni un beneficio. Por ello convocamos a acompañar activamente los reclamos de docentes y estudiantes así como también nuestra demanda por el no desfinanciamiento de la Ciencia y la Tecnología, ambas áreas indispensables para el desarrollo soberano del país", expresaron los becarios a través de un comunicado.