Los anuncios del ministro de Haciendo, Nicolás Dujovne, provocaron incertidumbre e inquietud, tanto en funcionarios provinciales como en empresarios del transporte por colectivos. Es que de confirmarse la decisión nacional de quitar los subsidios al sector la tarifa se podría duplicar.

Se trata de aquellas compañías que se encargan de conectar localidades y pueblos en territorio provincial y que dependen del gobierno provincial. José León Garibay, ministro de Infraestructura y Transporte comentó que de quitarse la totalidad de los subsidios (vinculados al gasoil y aquellos directos del tesoro nacional) Santa Fe dejaría de percibir cerca de tres mil millones de pesos al año.

Pablo Alliot, tesorero de la Asociación del Transporte Automotor de Pasajeros de Santa Fe (Atap), comentó que el monto subsidiado de Nación depende del tipo de servicio pero que ronda el 50 por ciento del costo de la tarifa.

El titular de la asociación que representa a todas las empresas que brindan servicio interurbano en el centro norte de la provincia de Santa Fe explicó que "el peor escenario, el más pesimista, sería si se trunca el ciento por ciento de los subsidios de la Nación a las provincias". En ese sentido, agregó: "Lo que uno podría decir es que si hoy no tenemos subsidios se duplicaría la tarifa instantáneamente".

Al mismo tiempo reconoció que falta información sobre las medidas anunciadas y el impacto que tendrán las mismas. "Puede haber alternativas pero no tenemos nada fehacientemente. Estamos en una incertidumbre al respecto, no podemos dar precisiones", dijo el referente del sector en declaraciones a la emisora LT 10.

"Sabemos lo que se dijo por los medios. No se comunicó nada, sabemos que la provincia está trabajando en distintos escenarios porque esto cambiaría totalmente la estructura y el sistema de transporte de la provincia".