Santa Fe
Jueves 18 de Enero de 2018

Tras la restitución del pequeño, Gigliotti dijo que se sintió "torturado"

El hombre que junto a su esposa se presentaron esta mañana en la sede de esta dependencia para luchar por extender la tenencia transitoria de un niño de 3 años que hace más de uno está a su cuidado, se mostró devastado.

Tras la firma del acta de retorno (entrega) del pequeño que estuvo a resguardo de la Familia Solidaria compuesta por Cristina Morla y su marido Sergio Gigliotti, ambos aseguraron haber sido "torturados" por los funcionarios que los atendieron.


Embed

"Yo no viví la dictadura pero debe haber sido muy parecido a esto", comentó el hombre y siguió: "Nos metieron a una oficina, nos miraban provocativamente para que nosotros reaccionáramos, nos exigieron que ustedes (por los medios y familiares que acompañaron) se fueran y hasta nos impidieron sacarle una foto a nuestro niño".

Por otro lado, Gigliotti cuestionó el accionar de la doctora Barroso –directora de la Subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia–, del ministro de Desarrollo Social de Santa Fe, Jorge Álvarez, y del gobernador.


"Se van a hacer responsables del daño que le hace esto a un niño de 3 años que tuvo que dejar a sus papás e irse", cuestionó Gigliotti, al tiempo que aclaró que el pequeño los llama mamá y papá; y remarcó: "Esa no es la forma de tratar a un ciudadano. Ellos no son autoridades policiales, no pueden encerrarnos".


Por otro lado su esposa hizo mención a los derechos del niño y reprobó la decisión de enviarlo a otra familia de San Carlos Centro "con la excusa de la vinculación con su hermanito. Ellos dicen que es por eso, pero nosotros sabemos que es una represalia porque nosotros iniciamos el pedido de preadopción. Esto que quiere ser un castigo para nosotros no es más que un daño para el nene", cerró.