Tres camioneros se conmovieron al ver a un niño que no podía jugar al fútbol por no tener botines. En un gesto solidario decidieron hacer una "vaquita" y le compraron el calzado para que pudiera sumarse a sus amigos, informó víaRosario.

Los choferes se encontraban trabajando en la ciudad santafesina de Ceres, en el departamento San Cristóbal, cuando vieron a un pequeño al costado de una cancha mirando a otros chicos divertirse. Les llamó la atención esta situación y le preguntaron por qué no jugaba.

El niño triste les dijo: "No tengo botines". La respuesta los conmovió tanto que no pudieron quedarse indiferentes. De inmediato juntaron dinero y fueron hasta una casa de deportes para comprarle el calzado.

A su regreso, el niño que continuaba apartado se sorprendió con el regalo. Con una gran sonrisa les dio las gracias y sin perder tiempo se puso los botines y salió corriendo a la cancha para jugar con sus amigos.

"Lo hicimos para que pueda jugar, nada más, nunca pensamos esto que se generó con el regalo de los botines, es increíble", explicaron los camioneros sorprendidos por la repercusión de su gesto desinteresado en diálogo con Ceres Ciudad.

Ellos son Gabriel Terreno de General Roca, Facundo Benentino de La Pampa y José Acuña de Firmat, quienes quedarán para siempre en la memoria del pequeño.