La provincia de Santa Fe fue la segunda del país en adherir a la ley 26.862 de fertilización asistida, que garantiza el acceso de forma gratuita a tratamientos. Este fue también un logro de la comunidad organizada que acompaña y trabaja con parejas que no pueden tener hijos. En la capital provincial, hace ocho años que Fertife lucha por garantizar los derechos de quienes padecen esta situación. Hoy, en el Día Internacional de la Fertilidad y el mes de sus cuidados, celebran los logros; pero aclaran "que todavía queda mucho por hacer".

"Dentro de lo que son las provincias a nivel nacional, Santa Fe es una de las tantas que realmente cumple la ley de fertilidad asistida en ambos grupos, con o sin obra social", destacó Yanina Solís, fundadora de Fertife, en diálogo con UNO Santa Fe. No obstante indicó que a pesar de esto "en la ciudad de Santa Fe, la capital provincial, no tenemos un centro de fertilidad asistida para tratamientos de alta complejidad". Hoy solo se realizan en Rosario. "A la carga que le causa a una familia no poder tener un hijo en lo emocional, sentimental, el hecho ya de enfrentarse a esa noticia, tenemos que cargarle el traslado a una ciudad que quizá no conoce, con gente y médicos nuevos", agregó.

La atención

Consultada sobre la realidad a la que se enfrentan los pacientes con problemas para tener hijos, Solís celebró que tanto en el ámbito privado como público "hoy se da respuesta" al tratamiento.

"Teniendo obra social, prepaga, no hay inconveniente más que el auditor, a quien le compete, autorice un tratamiento de fertilidad de acuerdo a la derivación de los profesionales que realmente saben del tema. En el ámbito privado, con una derivación todos tienen la cobertura médica", señaló.

En relación a la salud pública, destacó que en los últimos meses se avanzó en la atención de alta complejidad en la provincia, pero solo hay un equipo interdisciplinario que lo aborda y está en el Hospital Centenario de la ciudad de Rosario.

"Desde el año pasado nuestra preocupación fue trabajar por la cobertura médica del sector público. Y el 30 de mayo de este año viajamos a Rosario y pudimos ver que todo lo que luchamos para aquellos que estaban desprotegidos en los tratamientos de fertilidad de alta complejidad, dio frutos. Hoy pueden contar con la cobertura, los procedimientos y la medicación en la provincia. Pero nosotros, siendo la capital, tenemos consultorios médicos que no tienen los equipos para poder hacer estos tratamientos complejos. Porque no solamente se trata de los pacientes de la ciudad de Santa Fe, sino también de los alrededores que se tienen que movilizar. Es una inversión y una decisión política", reclamó.

"Si es algo que se puede solucionar en Santa Fe destapando una trompa, con un dosaje hormonal, algo de baja complejidad, se soluciona en Santa Fe y tiene herramientas; pero hay pacientes que necesitan tratamientos más complejos que hoy tienen que ser derivados a Rosario", insistió.

La enfermedad

La infertilidad es una enfermedad reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En la actualidad, alrededor de 600.000 parejas argentinas sufren problemas de infertilidad. Las causas pueden radicar en el varón, en la mujer o en ambos e incluso, en algunos casos, la causa puede llegar a ser inexplicable.