Lamentable, triste y sin piedad, así de esa manera podría calificarse lo que le sucedió a un gato en la localidad de Totoras, en el departamento Iriondo, a 160 kilómetros de la ciudad de Santa Fe.

Es que por causas que se intentan esclarecer, apareció sin vida en la calle pero con la particularidad de que fue torturado ya que le habían mutilado sus cuatro patas.

El hallazgo se dio en la esquina de calle Las Heras y bulevar Belgrano el pasado martes pasadas las 23. El felino se hallaba sin vida en el centro de la calle por lo que un vecino lo corrió hasta la vereda pero casualmente, al día siguiente, fue encontrado sin sus cuatro patas.

La imagen del gato se viralizó y fue denunciada por la ONG Totoras por los Animales y causó mucha indignación en los habitantes de aquella localidad y en zonas aledañas.