Santa Fe
Sábado 11 de Agosto de 2018

Un grupo scout inauguró una panificadora en Bº La Loma para enseñar el oficio

Se trata de la agrupación que pertenece a la parroquia Nuestra Señora del Rosario del Salado. El espacio servirá para que los jóvenes asistentes aprendan un oficio y con la venta de lo producido puedan contar con un ingreso de respaldo para solventar sus actividades.

El grupo de scout de la parroquia Nuestra Señora del Rosario del Salado del barrio La Loma de Santa Fe inauguró hace unos días un espacio de panificación que servirá para que los 30 chicos que asisten a la entidad aprendan un oficio y puedan realizar venta de insumos que le dejen un resto para solventar las actividades que realizan.

Cabe destacar que el espacio de formación y trabajo comenzó a forjarse en 2016 a raíz de que el grupo quedó seleccionado por la Asociación Scout Argentina en un concurso de proyecto participativo, donde participaron agrupaciones de todo el país, que le permitió el ingreso del dinero necesario para la apuesta.

En diálogo con UNO el jefe del grupo, Luis Sánchez, detalló que el presupuesto fue recibido en etapas y en consecuencia los primeros fondos se utilizaron para la construcción del espacio físico de la panificadora –junto a la parroquia Nuestra Señora del Rosario del Salado–, luego se abocaron a la adquisición de herramientas básicas imprescindibles para la tarea, y más tarde a comprar insumos para empezar a funcionar.

"En todo ese proceso se cumplió uno de los procesos básicos del scoutismo que tiene como base puntual que sus integrantes «aprendan haciendo», ya que los chicos tuvieron que ir adquiriendo conocimientos de los oficios de plomería, albañilería, electricidad y más para lograr este resultado", explicó Luis Sánchez y siguió: "Y ahora vamos a abocarnos específicamente a la panadería, con el fin también de que nuestros jóvenes tengan una enseñanza que pueda serles útil en su futuro camino laboral".

En este sentido es que Sánchez puntualizó en el contexto en el que se encuentra el grupo de scout, ubicado en un barrio como La Loma, con importantes carencias y dificultades de convivencia.


A futuro
La primera experiencia de producción del grupo de panificación se basó en la elaboración de pizzas que los chicos degustaron la semana pasada. Pero las metas a futuro están orientadas a producir alimentos que puedan ofrecerse al público y en consecuencia generar a los scout el entusiasmo por aprender un oficio (hoy cuentan con el apoyo de un chef que les enseña).

"Todo lo recaudado se piensa destinar al mismo grupo, que tiene gastos de viajes programados, campamentos y hasta también la compra de uniformes para los mismos asistentes que tienen entre 11 y 21 años", dijo el jefe del grupo.

Por su parte Luka, uno de los jóvenes scout comentó que su participación en el grupo le permitió ampliar la mirada en cuanto a posibilidades de crecer y forjar un empleo propio.

"Para mí esto es más que ir a hacer unos panes o pizzas, es una forma de moldear mi futuro", dijo y completó: "En lo colectivo es un compromiso también, por lo que implica que un grupo de este barrio pueda salir adelante. Y eso es algo que nos llena de muchas ganas también".

Para más datos e información, los interesados pueden visitar el sitio del Facebook del grupo, denominado Grupo Scout de Barrio La Loma.