Al momento de pasar el intenso calor que se da en los últimos días en varias provincias del país, no hay barreras ni límites. Solo soluciones.

Mendoza no es la excepción y es por esto que un vecino decidió ponerse la solución al hombro y elaborar su propia manera de refrescarse sin gastar de más.

Tan solo con una mochila similar a las que se usan para fumigar, fabricó una ducha portátil que se puede cargar fácilmente y aliviar el intenso calor.