La campaña "Un poncho para un callejerito" comenzó días antes que el frío se pose en la ciudad. A partir de la iniciativa dos jóvenes santafesinas solicitan tela de polar y botones para elaborar los chalecos que abrigarán a los perros que no cuentan con un hogar.

La tarea empezó hace dos años cuando Antonella y Noelia empezaron a confeccionar prendas para asistir a los animales en situación de calle. "Este año la campaña se hizo más conocida y gracias a eso estamos teniendo muchas donaciones", contó Antonella.

A través de la campaña las jóvenes piden elementos para llevar a cabo la confección de los ponchos, entre estos tela de polar, botones, hilos, etc. "Con eso nos arreglamos y lo vamos haciendo", asegura Antonella.

Al principio solo tres personas trabajaban para elaborar la vestimenta, una a máquina y las restantes a mano.

• LEER MÁS: Un grupo de jóvenes construye "cuchas" para animales en situación de calle

"Lleva un tiempo considerable hacerlo, a mano es mucho más lento, pero hacemos lo que podemos. La demanda es muchísima porque hay muchos perros en la calle", relata Anabella.

Hasta el día de hoy mucha gente se puso en contacto para donar elementos y colaborar en la confección de las prendas. "Tenemos hechas bastante y vamos repartiendo las donaciones", contó la joven proteccionista.

En menos de dos semanas lograron repartir unos 40 ponchos, al mismo tiempo que siguen trabajando para continuar con la tarea. "Se sumó una señora que colabora con su máquina y gracias a eso pudimos hacer una entrega importante", relato.

A medida que van localizando a los perros en la calle le colocan su poncho, el cual tiene una leyenda en el lomo para que la gente no se lo saque ni este sea arrebatado ya que es el único abrigo que el animal posee.

"Nosotros somos proteccionistas independientes, hacemos lo que podemos y gracias a eso la gente nos conoce y nos pide ayuda de diferente tipo. Estamos presentes siempre", aclaró la joven quien destacó la solidaridad de la gente.