Los hinchas de Colón recibieron con una gran fiesta la llegada de los 113 años del club. Es que miles de ellos se reunieron en las inmediaciones del Puente Colgante, desde donde marcharon en caravana hacia la sede del club donde esperaron al nuevo día.

Las agrupaciones, peñas y filiales de Colón se pusieron los festejos al hombro, y convocaron a todos los sabaleros que le dieron un gran marco a otro cumpleaños que quedará grabado a fuego en el corazón de todos los hinchas.

El tiempo estuvo amenazante durante toda la jornada, pero no impidió que la fiesta se desate en todo su esplendor. Luego de reunirse en el Puente Colgante marcharon por calles Bulevar Gálvez (solo 1 cuadra), Laprida, Avenida Alem, Avenida de Circunvalación, Cruz Roja,3 de Febrero, Carlos Sylvestre Begnis, Avenida Presidente Illia y J. J. Paso hasta llegar a la sede del club.

El dato de color estuvo dado a la altura del puente peatonal que une la plaza Alberdi con el puerto, donde se realizó una parada de algunos minutos donde las peñas y agrupaciones prepararon muchas sorpresas y hubo mucho colorido.

Ya en el club se desataron los festejos de una ya tradicional previa para recibir la llegada del nuevo día, donde los sabaleros como ya es habitual le dieron un gran marco a una celebración que llega en un momento de estabilidad institucional y deportiva, y con el equipo nuevamente jugando torneos internacionales.