Santa Fe
Sábado 21 de Abril de 2018

"Una reforma de la Constitución de la concordia, y no de la discordia"

"Los Derechos Humanos son un tema de gran coyuntura en el aspecto jurídico y en el aspecto gubernamental, pero sobre todo en el social", indicó el subsecretario de Derechos Humanos, Publio Molinas.

En el marco del proceso de Reforma Constitucional, autoridades de la secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Santa Fe se pronunciaron sobre la necesidad de buscar una Reforma de la Constitución provincial "de la concordia y no de la discordia". Según explicaron, en pos de ese objetivo, el proyecto de ley presentado por el Poder Ejecutivo seleccionó solo algunos temas prioritarios, de manera de facilitar el consenso necesario.

Al respecto, el subsecretario de Derechos Humanos Zona Centro Norte, Publio Molinas, aclaró que no se pugna por "una Constitución nueva, sino una Reforma Constitucional que se adapte a los nuevos tiempos, derechos y garantías fundamentales de los ciudadanos, incorporando la perspectiva de género, el medio ambiente y la participación ciudadana como ejes fundamentales".

"Debemos pensar una constitución más real y material, no tan utópica, donde los derechos y garantías que reconozca se cumplan en la práctica. Es decir que sería conveniente que la Asamblea Constituyente, al momento de debatir los artículos, realice un estudio sobre la factibilidad de los derechos", agregó.

En ese sentido, recordó que "los derechos humanos son normas, ya que forman parte del orden jurídico, pero no son normas comunes, son centrales y elementales, y se les considera inherentes a la dignidad. Su ejercicio lleva a una realidad verdaderamente humana en diferentes ámbitos, y son necesarios para desarrollar la personalidad. Es por eso que las constituciones incluyen a los derechos asignándoles un valor jurídico superior".

Respecto de las cuestiones a tener en cuenta al pensar la Reforma Constitucional de Santa Fe, Molinas consideró los siguientes puntos:

<< Es una Reforma necesaria: la última Reforma Constitucional data de 1962. Esto significa que la Constitución provincial ya ha quedado relegada en relación a otros instrumentos provinciales y a la misma Constitución Nacional. Se trata de una obligación impostergable. Se podría estar hablando de una omisión del Estado provincial, pues desde la Reforma nacional surge el imperativo de que todas las legislaciones provinciales, y obviamente las Constituciones provinciales, estén en sintonía con los principios e instituciones reconocidas por la Carta Magna Nacional.

<< Es una Reforma oportuna: es la oportunidad de debatir y tener una Constitución Provincial garantista de derechos humanos fundamentales. Es la oportunidad de incorporar en el texto constitucional nuevos paradigmas, derechos, visiones inclusivas, igualitarias y progresistas que permitan a cada santafesino y santafesina vivir mejor.

<< Es una Reforma justa: viene a reconocer aspectos que otras Constituciones provinciales ya reconocen y sobre las cuales no hay mayores discusiones, como por ejemplo, la posibilidad de que la mayoría de los mandatos electivos puedan ser reelectos para continuar un nuevo período en los cargos; o la capacidad de la provincia de Santa Fe de celebrar tratados internacionales, entre otros.

<< Es una reforma democrática: desde hace años se viene debatiendo en los ámbitos académicos, institucionales, políticos. El proyecto de reforma recoge gran parte de ese debate y los aportes de académicos y organizaciones de la sociedad civil.