Santa Fe
Viernes 04 de Mayo de 2018

Una vecinal de Barranquitas vende pollos para pagar las facturas de luz y agua

Se trata de la vecinal Unión, Progreso y Libertad de Barranquitas. La venta es para abonar el costo de las tarifas.

La vecinal Unión, Progreso y Libertad de Barranquitas lleva adelante una gran pollada a beneficio con el objetivo de poder reunir los fondos necesarios y afrontar el pago de los servicios de agua y electricidad.

Y es que según relataron a UNO Santa Fe, los costos fueron exorbitantes para la entidad. "Nos llegaron 9.000 pesos de agua y más de 4.000 pesos de luz (EPE)", relató Adriana Cuca Belotti, tesorera de la subcomisión de jubilados de la vecinal.

VENTADEPOLLOS.jpg

"La verdad es que no hay recursos, la cuota societaria es de 10 pesos. La luz más de lo que se cuida no se puede", aseguró.

Ante la magnitud de lo que tienen que abonar, decidieron organizar una venta de pollos que promocionaron a través de las redes sociales.

Como si esos gastos fueran pocos, el jueves la vecinal recibió la boleta del gas, en la cual están calificados como usuarios comerciales. "En esta boleta solo consumimos un metro cúbico, pero nos cobran por el medidor $533 mensuales. De pagar $200 vamos a pasar a pagar $1.200", recalca la mujer.

En la actualidad las restricciones que se aplican para regular el consumo son las habituales, como por ejemplo reducir el encendido de luces. Sin embargo. desde la entidad aseguran que no pueden pedir más esfuerzos ya que de lo contrario deberían suprimir actividades.

En relación a las restricciones en el consumo en el caso del gas aseguraron que se hacen todos los esfuerzos para que "no se use para nada".

La prevención es la clave para ahorrar, es por esto que pidieron a las personas que acuden a las dependencias de la vecinal que lo hagan abrigadas para economizar el gas.


"Llegamos hasta el extremo de prender la luz cuando no se ve, ni siquiera prendemos los ventiladores dentro de la oficina", relata Cuca.

Y agregó: "Antes se baldeaba todo, por ejemplo. Ahora se trapea, para ahorrar agua. En muchos sentidos, se triplicó el trabajo para ahorrar en las tarifas".

Todas las actividades están bajo la supervisión de los integrantes de la vecinal. "Uno está cuidando que cumplan; con los chicos que hacen gimnasia, por ejemplo le pedimos al profesor que apaguen la luz", relató la referente vecinal.

Otra de las consecuencias que generó el incremento de tarifas fue la baja en el alquiler de los salones de la vecinal, uno de los pocos ingresos extras con el que cuentan. "Antes de tenerlo vacío bajamos los costos de los alquileres", afirmó.

En tanto, desde Assa se comunicaron con UNO Santa Fe para aclarar que el servicio de agua potable que tiene la vecinal es medido y aseguran que el inmueble debe tener alguna pérdida que no fue detectada y por eso tiene una factura tan abultada.

En ese sentido, el próximo lunes se reunirán con referentes de la vecinal para ver adónde está el problema. Aunque desde Assa remarcaron que el inconveniente es ajeno a la firma y, por lo tanto, es responsabilidad de la Vecinal. No obstante, desde la empresa se pondrán a disposición para brindar asesoramiento para ubicar el problema, para orientarlos en qué es lo que tienen que solucionar y discutir un posible plan de pago para la factura que se originó. Además, desde Assa se van a poner al tanto de todos los trámites que realizaron las autoridades vecinales.