Unión le puso fin a la racha adversa de cuatro partidos sin ganar con una goleada ante Talleres por 3-0. No solo volvió a mostrar un rendimiento sólido y eficaz sino que también recuperó su lugar en zona de clasificación a la Copa Sudamericana. Un detalle para no pasar por alto, porque el grupo sabe que si suma tres de los seis puntos que quedan en juego casi que sellaría su lugar en dicho torneo internacional.

De todas maneras le quedan dos finales hartos complicadas, iniciando el domingo que viene cuando visite, desde las 21.15 y con arbitraje de Germán Delfino, al puntero de la Superliga, Boca. El hecho de ser en la Bombonera y ante el mejor equipo del país genera algo muy fuerte, aunque de sobra se entiende también que la justa es muy riesgosa.

LEER MÁS: Se viene un incremento en la cuota societaria de Unión

Pero el plantel que orienta Leonardo Madelón apunta a una máxima concentración y a ir en busca de los tres puntos para no tener que depender de nadie. Es así como apelará durante los días que restan a afianzar la base de un equipo que hizo una destacada campaña y que busca coronarla con meterse entre los 11 mejores.

Para dicho compromiso hay un tema que tiene muy pendiente, no solo al cuerpo técnico sino también a los hinchas: la recuperación de Lucas Gamba. Vale resaltar que el mendocino se fue reemplazado en el segundo tiempo por una molestia en uno de sus pies. Después, en conferencia de prensa el DT confirmó que había tenido un esguince de tobillo y por eso rápidamente se le había puesto hielo.

LEER MÁS: La Libertadores, el mejor aliado de Unión

Desde la vuelta a los entrenamientos viene haciendo tareas diferenciadas para intentar recuperar la zona afectada y así estar disponible para jugar ante el Xeneize. Así y todo, el cuerpo médico y el propio jugador tienen confianza en que estará a disposición del entrenador para hacer dupla ofensiva con Franco Soldano.

LEER MÁS: Unión vuelve a soñar con una localía imbatible

Habrá que ver si es exigido en la práctica formal de fútbol o si se espera hasta último momento para confirmarlo entre los concentrados. Algo de eso recién se podrá saber entre este jueves y viernes, cuando se presenten los primeros indicios. También vale la pena reiterar que antes del encuentro contra Colón había tenido una evolución asombrosa de la fractura de dos costillas. ¿Será otra vez posible con el esguince?