Desde hace un par de meses las vecinales de la ciudad de Santa Fe empezaron a reunirse para abordar las problemáticas que atañen a cada barrio. En paralelo, también hubo encuentros con funcionarios vinculados al área de Seguridad para dialogar sobre el esquema de trabajo de la Policía en las calles.

"Si bien esas reuniones fueron positivas fundamentalmente con la provincia se decidió hacer reuniones por distrito y agrupar a las vecinales por zonas", explicó José Cettour, presidente de la vecinal de barrio Centenario.

•LEER MÁS: La red de vecinales por la seguridad describe el "mapa del delito" en la ciudad

"Lo que vemos luego de una reunión que se hizo el pasado jueves y en la cual participaron alrededor de nueve vecinales es que las cuestiones que atañen a la seguridad están vinculadas con un todo y la realidad particular de cada barrio. Hay algunos que no tienen luz, en otros se instalan asentamientos ilegales, determinadas situaciones", relata Cettour.

La nueva convocatoria será este jueves a las 18 en la sede de la vecinal Fomento 9 de Julio. En esta instancia los vecinalistas intentarán delinear un plan de acción para luego llevar a las reuniones que se realicen tanto con funcionarios de provincia como municipales.

LEER MÁS: Inédita iniciativa: 15 barrios de Santa Fe se unen para combatir la inseguridad

"Vemos que se plantea una especie de separación entre la Provincia y la Ciudad, -explica el referente vecinal. Creemos que nosotros como vecinalistas tenemos que jugar un papel más importante y tomar medidas que favorezcan al conjunto de la población".

Al respecto, Cettour hizo hincapié en la necesidad de plantear una acción sobre aspectos vinculados a las fuerzas policiales, con la educación, la situación social, para confluir en una tarea conjunta. "Creemos que las vecinales deben tener un papel preponderante en esto como agente catalizador de este tipo de medidas", agregó el referente vecinal.

En el caso puntual del barrio Centenario, el presidente de la vecinal aseguró que allí se dan diferentes situaciones que varían en torno a la zona del mismo.

En esa línea recordó que la llegada de la Policía Comunitaria al barrio había colaborado con la tranquilidad. Por su trabajo las fuerzas lograron un reconocimiento positivo entre los vecinos. "Tuvo una muy buena aceptación, caminaba la calle y las recorría, trabajaba con las instituciones y conocía al vecino", recordó Cettour.

A continuación aseguró que como consecuencia de un cambio de estrategia en el Ministerio de Seguridad hace seis o siete meses las fuerzas abandonaron las calles del barrio.

"Hace tres años solo barrio Centenario tenía 44 efectivos comunitarios y hoy no tenemos. La concepción de la nueva policía se ha tirado por la borda, desde el ministerio argumentan que hay una refuncionalización nosotros opinamos que no les interesa más y se relajaron con el tema -se quejó Cettour. Nosotros bregamos porque fue y es una experiencia que vamos a seguir defendiendo, ahora la Comunitaria se ha incorporado a la red de instituciones pero no de la misma manera que comenzaron".