Los arrebatos en la populosa barriada están a la orden del día, es por esto que un grupo de vecinos autoconvocados se reunirá el sábado en la intersección de Agustín Delgado y Francia para reclamar presencia policial y medidas concretas de seguridad."Hay una gran ola de inseguridad en la zona, está totalmente liberada, la policía no pasa", relata Leonel Aragón, vecino y comerciante de la zona que desde siempre vive en el barrio.

Arrebatos a plena luz del día son moneda corriente, los protagonistas son motochorros jóvenes que atacan a mujeres en la vía pública para hacerse de sus pertenencias. La ausencia total de policías es un reclamo y una preocupación, dado que estos se hacen presentes de forma esporádica y los patrullajes brillan por su ausencia, aseguró el entrevistado.

Aragón es vecino y comerciante del barrio, hace una semana le tocó convertirse en testigo involuntario del robo que una joven mujer sufrió frente a su local. "Vi cómo se subió una moto a la vereda y le arrebató las cosas a una chica", contó el comerciante, quien agregó que ante los reiterados hechos que se dieron los vecinos ya tienen identificadas las motos en las que los delincuentes se trasladan; estas por regla general no tienen patente. Las víctimas de los motochorros en su mayoría son mujeres.

Una nueva modalidad que detectaron en los últimos tiempos son las estafas a la gente mayor. "Le pusimos como nombre "la gorda" -cuenta el vecino en relación a la persona que se moviliza en un ciclomotor y estafa a los ancianos-; les hace el cuento del tío. Aduce que lo conocen y hace que lo lleven a su vivienda".

Otros hechos que se registraron en las últimas dos semanas es la presencia de intrusos en los techos de las vivienda. "El sábado pasado tenía gente en mi techo, eran las 22.30. Llamamos a la policía pero nunca llegó", denunció Aragón.

A pesar de que en el barrio se instaló la alarma comunitaria, esta no sirve, asegura Aragón, ya que la policía no acude a los alertas. "Esto se volvió tierra de nadie, es una locura", agregó.

Otra vecina sufrió la visita de ladrones que ingresaron a su vivienda bajo esta modalidad por la terraza para llevarse un electrodoméstico. En la madrugada del jueves anterior, esta misma mujer había registrado la presencia de intrusos en el techo de su casa.

Ante el panorama de inseguridad que los aqueja se conformó un grupo de WhatsApp, a través del cual los integrantes se informan sobre lo que sucede y alertan.